Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

28/6: por la diversidad sexual y de género en Navarra

Por Mertxe Leránoz Goñi - Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

el 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBI+ que hace referencia a lesbianas, gais, bisexuales, transgéneros, transexuales e intersexuales más otras sexualidades no normativas.

Una fecha conmemorativa y reivindicativa relacionada con los disturbios producidos el 28 de junio de 1969 en Stonewall (Nueva York) en protesta por las continuas redadas policiales contra la comunidad LGTB. Un día que originariamente se creó para reivindicar y apoyar a los derechos del colectivo, dentro de la lucha por los derechos civiles y sexuales. 46 años después hemos visto cómo ha evolucionado la sociedad, el propio movimiento y, cómo no, la fecha conmemorativa la cual ha pasado de ser el Día del Orgullo Gay a Día Internacional del Orgullo LGTBI o Día internacional de la diversidad y las libertades sexuales.

Sin embargo, la discriminación desde otras identidades de género, así como desde orientaciones sexuales que no son reconocidas por el sistema patriarcal, sigue siendo una realidad presente hoy en día y que se produce en todos los espacios de la vida, en mayor o menor intensidad: en la familia, entre amigos y amigas, en los medios de comunicación, en el mundo del deporte, en los centros escolares, en los espacios religiosos, etc. No obstante y como peculiaridad, es un tipo de discriminación que se produce por ser LGTBI, o por parecerlo, algo que no ocurre con otro tipo de discriminaciones. Además, en el caso de las mujeres implica una doble discriminación por el hecho de ser mujer y por su condición sexual. Lo que hace que en este ámbito sea necesaria no sólo una reflexión que reivindique el respeto a la diversidad de identidades de género sino actuaciones que vayan en esa línea: desarrollar políticas LGTBI que atiendan la diversidad sexual y de género en Navarra, y para toda Navarra, reforzando las políticas de igualdad dentro de la agenda política, para superar de una vez por todas estas discriminaciones que nos empobrecen como sociedad.

Por ello, desde el inicio, el actual Gobierno de Navarra ha expresado siempre el compromiso por avanzar contra cualquier tipo de discriminación y, como no, también por la que se produce por razón de género. Es ahí donde el Instituto Navarro para la Igualdad, en el ámbito de su responsabilidad en la lucha contra la discriminación de género, establece su compromiso en la atención a las personas cuya identidad sexual y/o de género no responde a los mandatos de la sociedad, en la que están representadas identidades de género que no son tratadas con igualdad, desde la óptica de los derechos humanos, y que se camuflan bajo nuevas formas de desigualdad adaptadas al mandato heteronormativo imperante. Este año además, tenemos que celebrar en este día la aprobación de la Ley Foral para la igualdad social LGTBI+, un auténtico hito en Navarra. No es la primera vez que nuestra comunidad está en la vanguardia en la aprobación de este tipo de leyes: ya en 2009 el Parlamento de Navarra aprobó una Ley Foral de no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales. Sin embargo, esta ley ha tenido un recorrido corto al no haber contado con el desarrollo suficiente ni con el respaldo necesario.

Con esta nueva ley foral se busca principalmente que lesbianas, gais, transgéneros, transexuales, bisexuales e intersexuales tengan unas condiciones de vida iguales al resto de la ciudadanía navarra y para alcanzar este objetivo es también necesaria la implicación de las instituciones. La Ley va más allá al incluir el signo + queriendo incluir otras identidades que se definen como ajenas a la norma heterosexual así como a otras identidades y expresiones de género. Pero no es una ley pensada únicamente para este colectivo, es una ley para toda la sociedad, porque habla de derechos humanos universales: para que todas y todos podamos vernos lejos del modelo patriarcal y heteronormativo que nos han inculcado. Por ello, el punto de partida de esta ley es una premisa clara y ambiciosa: se trata de un marco jurídico que busca alcanzar un cambio de visión social, cambio por el que llevan trabajando muchos años los grupos feministas, colectivos LGTBI, sus familiares y entorno, así como tantas y tantas personas que hacen suyo este objetivo.

Vivimos momentos de avances sociales en Navarra y se están dando pasos firmes, impensables hasta hace poco tiempo, desde el convencimiento de que la igualdad y la no discriminación son principios básicos de las normas internacionales de derechos humanos. Por ello, toda persona, sin distinción, tenemos derecho a disfrutar de todos los derechos humanos, a ser protegidas contra las discriminaciones y a esa igualdad que queremos disfrutar, día a día, en todos los espacios de nuestra vida.

La autora es directora del Instituto Navarro para la Igualdad/Nafarroako Berdintasunerako Institutua

Herramientas de Contenido