Tafalla no podrá ejecutar 249.500 euros por incumplir el techo de gasto

El alcalde cree que la Ley de Estabilidad es injusta y limita la autonomía municipal

Ainara Izko - Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Goldaracena, en el centro, durante el pleno de ayer.

Goldaracena, en el centro, durante el pleno de ayer. (Foto: A. Izko )

Galería Noticia

Goldaracena, en el centro, durante el pleno de ayer.

tafalla- El incumplimiento de la Regla del Techo de Gasto obligó ayer al Ayuntamiento de Tafalla a aprobar un Plan Económico-Financiero en el que se declaran como no ejecutables 249.500 euros del presupuesto, el equivalente al 2,9% del mismo, 83.600 euros de los cuales afectan a gastos corrientes y 165.900 euros a inversiones. Esto se debe a que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el consistorio debía haber gastado en 2016 un máximo de 7.561.512 euros. Sin embargo gastó 8.096.430 euros, debido a que se acometieron obras de calado, y condicionadas a subvenciones, como la reparación de la calle Martínez Espronceda y la segunda fase del equipamiento del Centro Cultural.

El alcalde, Arturo Goldaracena, lamentó el “ataque a la autonomía municipal” que supone esta Ley “injusta” que obliga al consistorio a reducir “ la capacidad de hacer inversiones cuando podemos financiarlas sin problemas”. “Es una ratio completamente absurda que limita la autonomía municipal de manera brutal” subrayó. Y es que para el primer edil resulta “absurdo” tener que elaborar un Plan como el aprobado ayer por EH Bildu e I-E (el PSN votó en contra y UPN e IT se abstuvieron) cuando “la situación que tenemos a nivel financiero es bastante buena y esta saneada” apuntó.

En concreto, las inversiones afectadas por este bloqueo son las siguientes: la adquisición de suelos y edificios por valor de 34.200 euros, las obras de las escaleras de evacuación del Colegio Público (19.300 euros), el acondicionamiento del Centro de Formación (40.000 euros), la creación de un parque de entrenamiento para carreras de obstáculos (4.000 euros), una plataforma para TV en el campo de fútbol San Francisco así como la sustitución de la cubierta de tribuna (13.000 y 10.800 euros, respectivamente), la adquisición de equipos informáticos (14.600 euros) y las subvenciones para rehabilitaciones de viviendas (30.000 euros). No obstante, el primer edil espera que con los ahorros que se vayan generando al ejecutar el resto de obras se puedan acometer la mayoría de las inversiones previstas, aunque ello conlleve “más trabajo burocrático”. Por lo demás, cabe destacar que en base al Cierre de Cuentas de 2016, también aprobado ayer (por todos menos por los socialistas), se conoció que el Ayuntamiento ejecutó el año pasado el 91% del presupuesto, que el ahorro neto a 31 de diciembre era de 500.353 euros, que el remanente de tesorería ascendía en esa misma fecha a 261.525 euros y que el endeudamiento del consistorio está en el 43%, siendo el más bajo de los últimos 10 años (el límite está en el 110%).

La oposición, por su parte, criticó la falta de consenso a la hora de decidir qué partidas se boqueaban.

Por otro lado, el consistorio designó a los dos representantes municipales en la Junta del Santo Hospital, que a partir de ahora serán el alcalde, que ostentará la presidencia, y la concejala de Bienestar Social y Salud, Albina Prieto.

Por último se acordó izar hoy la bandera arcoiris coincidiendo con el Día Internacional del Orgullo LGTBI.