Una final de viejos conocidos

interpueblos pamplona-iruña y santesteban-doneztebe se juegan el torneo por quinta vez

Mikel Erbiti Iñaki Porto - Jueves, 29 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El preparador Mikel Erro observa a uno de sus pupilos.

El preparador Mikel Erro observa a uno de sus pupilos.

Galería Noticia

El preparador Mikel Erro observa a uno de sus pupilos.Los jugadores del equipo Santesteban-Doneztebe entrenando, ayer en el frontón Labrit.

pamplona- Los equipos de Pamplona-Iruña y Santesteban-Doneztebe entrenaron ayer, por primera vez, de cara a la final del Campeonato Interpueblos 2017 que se disputará el próximo sábado 1 de julio en el frontón Labrit de Pamplona.

Es la quinta final que reúne a estos dos equipos. De las cuatro anteriores, en tres Santesteban-Doneztebe se impuso al Pamplona-Iruña.

Ambos clubes se enfrentarán en las categorías de alevín, infantil, juvenil y sénior. Es la quinta vez que se enfrentarán en una final. “Aquí nos conocemos todos y, en ese sentido, no creo que pueda haber sorpresas. Aparentemente ellos son más fuertes pero la pelota es deporte y en el deporte ocurre cualquier cosa en cualquier momento”, comentó Mikel Erro, preparador del Pamplona-Iruña.

Por su parte, el delegado del Santesteban-Doneztebe, Patxi Ordoki, remarcó que en una final no se puede dar por hecho nada ya que se juntan muchos factores. “Es una final como otra más pero sabemos de su dificultad. En todas las finales hemos visto cosas raras, hay gente que falla y solo podemos esperar que no sea el caso de ninguno de nuestros jugadores. Yo creo que si damos lo nuestro podemos ganar y si no es así aceptaremos la derrota y daremos la enhorabuena al rival”, explicó Ordoki.

Teniendo en cuenta la diferencia de edad entre las categorías, los preparadores coincidieron en que los nervios pueden jugar una mala pasada, sobre todo a los más pequeños. “Ya sabemos que en una final los nervios son un factor decisivo. Yo recuerdo que en una final contra Pamplona-Iruña, creo que en 2012, empezamos el cuarto partido con dieciocho tantos de ventaja, es decir, necesitábamos cuatro y terminamos consiguiendo seis”, contaba el delegado de Santesteban-Doneztebe. “Yo siempre les digo a los chavales que esto es un juego y que hay que salir a disfrutar. Si no sabes disfrutar normalmente no ganas y no juegas bien”, explicó el preparador de Pamplona-Iruña.

Uno de los mayores atractivos de la final será el partido que enfrentará a los pelotaris de la categoría sénior de ambos clubes. En la fase de regular participaron, además de los dos finalistas, los equipos de Esteribar, Burlada, Leiza, Estella, Ulzama, Arbizu, Zizur y Larraun.

En las cuatro categorías, Santesteban-Doneztebe consiguió ganar todos sus partidos excepto en infantiles, donde tan solo concedió uno.

Pamplona-Iruña también arrasó en las categorías de alevín y juvenil donde se impusieron con claridad sobre sus contrincantes sin conceder ningún partido en Liga.

“Estar en la final ya es un premio. Puedes ganar o perder pero llegar tiene mucho mérito”, remarcó Erro.

“Va a ser una final abierta y nosotros tenemos nuestra estrategia. Nos funcione o no, vamos a dar guerra”, recalcó Ordoki.