Alemania hace un presupuesto de transición con un 2,6% más de gasto

Prevé dejar de financiar el suplemento de solidaridad que ayuda a reconstruir el este del país tras la unificación

Jueves, 29 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

berlín- El Gobierno alemán mantiene la línea de consolidación fiscal que ha seguido en los últimos años con los planes de presupuesto para 2018, que no contemplan déficit, y que fueron aprobados ayer por el Consejo de Ministros consciente de que podrán ser modificados tras las elecciones de septiembre.

Se trata del cuarto presupuesto sin déficit presentado en los cuatro años de la gran coalición de gobierno entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, y el Partido Socialdemócrata (SPD).

Para la próxima legislatura, según explicó el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, habrá un margen de alivio fiscal de en torno a los 15.000 millones de euros, que deberá gestionar el gobierno que salga elegido en las urnas en septiembre. El programa aprobado puede servir de base para para el proyecto que presente el nuevo ejecutivo.

Schäuble es partidario de utilizar el margen de alivio fiscal para iniciar el desmonte paulatino del llamado suplemento de solidaridad, un impuesto creado para financiar la reconstrucción del este de Alemania, y para reducir impuestos a los contribuyentes con ingresos medios.

El gasto, según el proyecto aprobado, aumentará en 2018 un 2,6% para alcanzar los 337.500 millones de euros. La mayor parte del gasto corre por cuenta del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, con 173.800 millones, lo que representan un 51% del total del presupuesto. Según el plan a medio plazo, el gasto seguirán subiendo, un 3,2% en 2019, un 0,3% en 2020 y un 2,1% en 2021, para alcanzar en el último año contemplado los 358.800 millones de euros.

viabilidad hasta 2021Según el plan financiero a medio plazo, será posible mantener los presupuestos equilibrados al menos hasta 2021 siempre y cuando, como señaló Schäuble, el próximo gobierno tenga la voluntad de hacerlo. “No hemos intentado ponernos de acuerdo sobre prioridades para la próxima legislatura, no queremos anticiparnos a la decisión de los electores”, dijo.

Durante los últimos ejercicios se ha generado una reserva de 18.700 millones de euros para los gastos relacionados con la llegada de refugiados que se agotará en 2019. - Efe

Más sobre Economía

ir a Economía »

Últimas Noticias Multimedia