Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Fátima Frutos revive vital y literariamente con ‘Haikus desde el río’

La poeta presentará su nuevo libro esta tarde, a las 19.00 horas, en Elkar Comedias

Ana Oliveira Lizarribar Unai Beroiz - Jueves, 29 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

  • Mail
Fátima Frutos, ayer en las inmediaciones del Batán de Villava junto al río Ultzama.

Fátima Frutos, ayer en las inmediaciones del Batán de Villava junto al río Ultzama.

Galería Noticia

pamplona - La poeta Fátima Frutos presentará esta tarde, a las 19.00 horas, en la librería Elkar Comedias de Pamplona su nuevo trabajo, Haikus desde el río (Haikus aus dem Fluss), un proyecto bilingüe, en alemán y castellano, con el que reconoce haber revivido personal y literariamente y en el que exalta el poder físico y simbólico de la naturaleza fluvial. La acompañará el también escritor Carlos Bassas.

“Cuando salí de una operación quirúrgica muy grave no tenía ganas de escribir. Mi aorta puede romperse en cualquier momento, así que convivo con la muerte a diario, y en ese momento en el que mi mente creativa no era capaz de sacar nada adelante, me refugié en los haikus”, cuenta Frutos. Y lo explica: “En medio de una situación complicada, volví a lo esencial -de la vida y de la palabra- para revivir”. Es decir, captar la belleza del instante le sirvió “como forma de revivir”, como manera de “regresar a la creación literaria y a la vida”. Escogió la temática de los ríos porque “mi hijo es un gran ecologista y me ha ayudado a entender que hay que amar y respetar el entorno”, y también porque “he trabajado muchos años al lado del Ultzama y el Batán de Villava me parece un lugar mágico que te llama a este tipo de literatura: piedra, agua, arboleda, los sonidos...” A partir de este río buscó otros en Alemania, “el país de una persona a la que quiero mucho”, que “fue refugio para mí” en un momento dado y cuyo idioma lleva estudiando tres años. Esto también “supuso una reactivación intelectual”; hasta tal punto, que se decidió a escribir originalmente los haikus en esa lengua.

La autora dedica a nueve ríos los 90 haikus que reúne en este libro editado por Berenice con prólogo de Jesús Hernández Aristu, presidente de la Asociación Hispano-alemana del Norte. Aparecen versos dedicados al Donau (Danubio), el Rhein (Rin), el Elbe (Elba)... “Curiosamente, ninguna autora hasta ahora había escrito haikus en alemán sobre sus ríos, y me lo reconocen”, señala Frutos, que en el volumen presenta los haikus en alemán, para los que contó con apoyo tanto de sus profesoras de la Escuela Oficial de Pamplona como del Goethe-Institut en Mannheim y en Göttingen y, al lado, en castellano. El proceso de traducción ha sido “complicado”, ya que “hay palabras en alemán que no tienen traducción”, de ahí que sea más bien una traslación poética. “Lo que más me interesaba era traducir la esencia exacta de cada creación”, incide la poeta, que a la hora de escribir se ha alejado del purismo más propio de los teóricos del haiku para abrazar el yo y las metáforas si la pieza lo requería. Como ejemplo, su preferido: El río bajo el puente/el firmamento repleto de estrellas/y yo sola.

“Nosotros escribimos haikus desde una tradición europea, y, por tanto, heterodoxa”, abunda la poeta, “muy contenta” con el resultado final de este libro que le ha ofrecido la oportunidad de empaparse de la cultura, la arquitectura y de la gastronomía que rodea a estos ríos alemanes. “Hay algunos de ellos que son pequeños, pero que tienen anécdotas que los hacen muy especiales”, como el Regnitz, sobre el que se alza el antiguo Ayuntamiento de Bamberg. “Me parece una imagen muy potente; un río que une las dos orillas, diferentes personas, culturas, sensibilidades, idiomas, religiones. Si Europa ahora mismo volviese su mirada hacia sus ríos, probablemente estaríamos más unidos”.

presidenta de la asociación Sin duda, Haikus desde el río ha impulsado a Fátima Frutos, que pronto presentará el libro en Alemania y que ya tiene otro poemario acabado. Y una novela histórica empezada, “aunque es muy compleja y necesitaría seis meses de aislamiento para escribirla”. Además, está muy volcada en sus labores de presidenta de la Asociación de Escritores de Navarra/Nafar Idazleen Elkartea, donde ha encontrado “grandes amigos”. “Voy a trabajar desde Pamplona, desde Alemania y desde donde haga falta a favor de la literatura de esta tierra en sus dos idiomas, y si viene algún autor escribiendo en otra lengua, como yo he hecho en alemán, también le acogeremos”.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad