Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juan Carlos I, excluido de la ceremonia

El rey califica por primera vez de “dictadura” al franquismo mientras condecora a Martín Villa

La oposición lleva la memoria antifranquista al acto del 40º aniversario de las elecciones, del que fue excluido el rey Juan Carlos

Jueves, 29 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Pedro Sánchez asistió al acto desde la tribuna de invitados.

Pedro Sánchez asistió al acto desde la tribuna de invitados. (EFE)

Galería Noticia

Pedro Sánchez asistió al acto desde la tribuna de invitados.Los diputados de Podemos portaron claveles en recuerdo de los luchadores contra el franquismo. Fotos: EfeHomenaje paralelo a represaliados de la dictadura.

Pamplona- Cuarenta años ha tardado la Casa Real en calificar con rotundidad al franquismo como “una dictadura”. Felipe VI utilizó ayer por primera vez esta palabra para referirse a las cuatro décadas de franquismo durante su intervención ante la sesión solemne de las Cortes Generales celebrada ayer para conmemorar el 40 aniversario del 15 de junio de 1977, fecha de las primeras elecciones democráticas celebradas en España desde 1936 antes del inicio de la Guerra Civil. El jefe del Estado no había empleado esta expresión en sus dos anteriores intervenciones en el hemiciclo del Congreso de los Diputados con ocasión de su proclamación como jefe del Estado tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I, y en la solemne apertura de la actual legislatura.

Al tiempo, el exministro Rodolfo Martín Villa recibía de manos de Felipe VI la condecoración otorgada a los miembros de las Cortes Constituyentes que alumbraron la Constitución de 1978, en contra de la petición que había hecho Unidos Podemos para que fuera excluido del homenaje por su pasado en el régimen franquista y su papel de titular del Interior en la represión de Vitoria de 1976.

olvido para las víctimasComo los demás miembros de aquellas Cortes elegidas en las elecciones del 15 de junio de 1977, las primeras tras la dictadura, Martín Villa estaba invitado al acto de homenaje organizado por el Congreso y fue distinguido por el Rey, que recordó a las víctimas de ETA pero no a las de la dictadura, con una insignia conmemorativa.

Durante su discurso, el rey realizó un llamamiento a todos los actores inmersos en el proceso catalán e instó a no emprender “ningún camino” que conduzca a “la ruptura de la convivencia” o a la división de los españoles y advirtió de que “fuera de la ley” solo hay “arbitrariedad, imposición, inseguridad y, en último extremo, la negación misma de la libertad”.

En su tercer discurso como jefe de Estado en la Cámara Baja, ante los diputados y senadores reunidos para la conmemoración, el monarca emplazó a los parlamentarios a no silenciar, ignorar o destruir el patrimonio construido sobre la base de la Constitución de 1978.

Acompañado por la Reina Letizia, el rey defendió la vigencia del modelo de la Transición en el sentido de que “nadie en España debía volver a ser enemigo de nadie” y de que “la exclusión y la imposición, la intolerancia y la discordia debían ser sustituidas por la renuncia al dogmatismo y la defensa de las propias convicciones con pleno respeto al adversario y hacia las opiniones ajenas o diferentes”.

En un hemiciclo en el que los actuales diputados y senadores compartían escaños con parlamentarios de aquella legislatura constituyente, el jefe del Estado elogió la “valía y ejemplaridad” de quienes entonces construyeron un camino que “no fue un mero trámite para salir del paso” o “el proyecto de una persona, ni de un partido, sino “una obra de todos y para todos”.

El Rey Juan Carlos no acudió a la ceremonia y aunque fuentes de la Casa del Rey explicaron que la ausencia obedecía a que se trataba de una ceremonia parlamentaria en la que se iba a seguir el mismo criterio de la proclamación, donde se evitó restar protagonismo al actual Monarca, fuentes cercanas al monarca emérito, explicaron, que la decisión le había molestado. “No acaba de entenderlo”, así se lo transmitió a las personas cercanas, que confirmaron que está “dolido” y le resulta difícil asumir que “quien condujo el camión de la Transición” haya sido excluido del homenaje a los que la protagonizaron.

Los diputados de Unidos Podemos no aplaudieron al Rey, al igual que en las dos veces previas en la que don Felipe ha estado en el Congreso, y exhibieron claveles rojos, mientras los del PdeCAT exhibieron carteles con una urna para reivindicar el referéndum soberanista.

Antes de la sesión solemne, Podemos organizó un acto “antifranquista” para rendir homenaje a quienes combatieron la dictadura, al que se unieron diputados del PDeCAT, del PNV, Aitor Esteban, y el secretario socialista de Transparencia y Democracia Participativa, Odón Elorza. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, criticó el discurso de Felipe VI al considerar que no había estado “a la altura” del momento por la “equidistancia” entre quienes lucharon por la democracia y quienes defendían el franquismo.

sánchez, jefe de la oposiciónEn la ceremonia estuvo presente el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como jefe de la oposición, si bien siguió los discursos en la tribuna de invitados al no ser diputado. Sánchez demandó una “democracia mejor” como homenaje a la generación de sus abuelos y “por los indignados del 15-M”. El recuerdo de las elecciones de 1977 congregó también a los exjefes del Gobierno José María Aznar y Felipe González y a parlamentarios constituyentes como Alfonso Guerra, Landelino Lavilla y Soledad Becerril. También estuvieron casi todos los ministros, representantes de instituciones y tres presidentes autonómicos: la madrileña Cristina Cifuentes, el canario Fernando Clavijo y el riojano José Ignacio Ceniceros, mientras que se ausentaron los diputados de EH-Bildu y de ERC. - D.N.

los datos

Homenaje. En el emotivo homenaje, organizado por Podemos e Izquierda Unida, a los antifranquistas participaron -entre otros- militantes del PCE y su secretario general José Luis Centella, sindicalistas, familiares de las víctimas de los sucesos de Vitoria de 1976, miembros de la asociación de niños robados y gais represaliados.

Tres padres. Los reyes posaron con los tres padres de la Constitución que siguen vivos -Miquel Roca, Pérez Llorca Pérez-Llorca y Miguel Herrero de Miñón- ante el cuadro El abrazo, de Juan Genovés, que ilustra la reconciliación de los españoles en la Transición.

Vivas. Pablo Iglesias tras varios vivas a España y al rey gritó: “¡Viva la democracia!”, que también fue respondido prácticamente por toda la Cámara. Unidos Podemos, PNV y PdeCat no aplaudieron el discurso del rey.

la frase

felipe vI “fuera de la ley, no hay libertad”

El rey, tras defender la unidad de España, recordó a los independentistas que “fuera de la ley” solo existe la “negación de la libertad”.