El Gobierno tira de préstamo y de la hucha para abonar las pensiones

La Seguridad Social pagará la extra de verano con 3.514 millones del fondo de reserva y un crédito de 6.000 millones para no vaciarlo

Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Mariano Rajoy se resiste a aparecer en los titulares como el presidente que agotó la hucha de las pensiones por lo que su Gobierno ha recurrido a un crédito para complementar la cuantía que tendrá que pagar en verano a los pensionistas. Las cotizaciones siguen sin aportar lo suficiente a las arcas de la Seguridad Social para abonar las pensiones, especialmente cuando llega el momento de pagar las extraordinarias. Este año ha vuelto a ser necesario recurrir a 9.500 millones para afrontar este esfuerzo para la extra veraniega. De ese dinero, 3.514 millones saldrán del Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, y 5.986 millones del crédito habilitado en los Presupuestos de este año.

Esos casi 6.000 millones suponen un 60% de esa línea de crédito abierta por Hacienda, que asciende a 10.192 millones. La suma total de 9.500 millones de euros utilizados para pagar la extra de verano es ligeramente inferior a la cantidad que se utilizó el año pasado en verano y afrontar las obligaciones Hacienda. En Navidad también fueron 9.500 los millones que salieron íntegramente de la hucha de las pensiones.

La utilización de la línea de crédito confirma que el Gobierno ha optado por no agotar el maltrecho fondo de reserva, que llegó a tener 67.000 millones de euros y ahora queda en 11.602 millones, según el Ministerio, poco más del equivalente a un 1% del PIB.

justificaciónDesde 2012, el Ejecutivo del PP ha tenido que acudir de manera intensiva a la hucha de las pensiones, porque la crisis económica y la consecuente destrucción de empleo hizo que el sistema no fuese viable. De hecho, y a pesar de la mejora de los últimos años, la Seguridad Social sigue sin ser autosuficiente, tal y como evidencia el préstamo aprobado ayer.

Con el fin de tener la liquidez necesaria para conceder el crédito, el Tesoro Público lleva meses sobreemitiendo deuda. Su abono se realizará en, al menos, dos tramos: el que ayer se aprobó y, previsiblemente, el que tendrá lugar en diciembre. El préstamo “no devenga intereses y su cancelación está prevista en 10 años a partir de 2018”, informó el Gobierno.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha insistido en todas sus declaraciones sobre pensiones que el Gobierno no tiene intención de agotar el fondo, justificando así abiertamente el préstamo conseguido a través de la emisión de deuda por parte del Tesoro Público.

Rajoy ha sido el primer presidente de la Democracia en meter mano a este fondo, creado por José María Aznar, que dejó 10.000 millones en la cuenta, y que Zapatero multiplicó casi por siete al dejar casi 70.000 millones de euros en la hucha cuando salió del Gobierno. Ni en los peores años de la crisis (2010 y 2011) Zapatero tocó este fondo mientras que Rajoy ha tirado de él en, al menos, ocho ocasiones.

No es esta, sin embargo, la primera vez que la Seguridad Social tiene que recurrir a préstamos para pagar las pensiones: ya sucedió en 1994 y 1997, pero entonces no se había separado totalmente las fuentes de financiación. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia