Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

¿Quién miente, señor Maya?

Por Joseba Santamaria - Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

el pasado 22 de junio por la tarde varios dirigentes de UPN se reunieron con un grupo de navarros de origen extranjero -alrededor de una treintena, la mayor parte naturales de América Latina-, en el bar de la Casa de Cultura de Artica. Una reunión acompañada por un aperitivo que los responsables del partido, entre ellos Javier Esparza y Enrique Maya, aprovecharon para azuzar el miedo al cambio político y, entre otras cuestiones, al euskera, advirtiendo a los asistentes que las medidas de normalización de esta lengua originaria y propia de Navarra les van a suponer un problema a la hora de buscar trabajo. Igualmente, hicieron hincapié en que con UPN al frente de las instituciones esos presuntos inconvenientes desaparecerían porque el euskera dejaría de valorarse y de fomentarse. Esto es de forma resumida lo que publicó este periódico el domingo, y sobre lo que Maya dijo ayer en el Pleno del Ayuntamiento de Pamplona-Iruña en respuesta a una intervención del alcalde Joseba Asiron que era mentira, aunque no explicó ni aclaró qué parte de la información no se ajustaba a la realidad de lo que en ese encuentro hablaron los dirigentes de UPN sobre el euskera. ¿Qué no es verdad, señor Maya? ¿No estuvo usted? ¿No se produjo la reunión? ¿No se habló del euskera? ¿O no hubo merendola? Debería aclararlo bien. Porque hay muchos ejemplos de que UPN utiliza el euskera como un elemento de división y confrontación entre ciudadanos y para infundir miedos en la población con el objetivo de buscar réditos electorales. Sin filtros ni rigor, con mentiras y manipulaciones. Se puede escuchar o leer todos los días en el Parlamento, en las instituciones, en los centros escolares, en los medios... hablar de imposición del euskera, de discriminación o de sectarismo. Eso sí que es mentira, señor Maya. ¿Si lo dicen en público sin sonrojo alguno, por qué no lo van a decir en privado? Esa información no es mentira, señor Maya;es verdadera, veraz y real. En el ejercicio del periodismo, como en cualquier otra profesión -incluida la suya-, se cometen errores, y yo el primero y muchos más de los que me gustaría. Pero este no es el caso.

Herramientas de Contenido