Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La nueva oposición de PSOE: planta a Montoro y se abstiene en el Ceta

Los socialistas rechazan hablar con el ministro de Hacienda tras ser reprobado por el Congreso

Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

pamplona- El cambio de estilo en la forma de hacer oposición del PSOE quedó ayer de manifiesto tanto por su abstención en la votación del tratado de libre comercio entre la UE y Canadá como por su rechazo a negociar con el Gobierno el techo de gasto. El PSOE se negó a reunirse con Montoro para recibir información sobre el techo de gasto, el límite máximo de gasto público que podrán incluir los próximos presupuestos para 2018, después de su reprobación por el Congreso de los Diputados.

Los socialistas, promotores de la reprobación de Montoro tras el fallo del Tribunal Constitucional que consideró inconstitucional la amnistía fiscal del PP, consideran que por coherencia no pueden acceder a entrevistarse con un ministro reprobado, independientemente de si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se resiste a cesarle. “Es su problema”, dijo en rueda de prensa el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Por eso, hoy los portavoces parlamentarios socialistas de las áreas económicas no van a entrevistarse con Montoro para recibir la información del Gobierno sobre los objetivos de déficit y deuda de las Administraciones Públicas para el periodo 2018-2020 -cifras a partir de las cuales se elabora el techo de gasto- sino que han pedido reunirse con uno de sus secretarios de Estado.

A ese encuentro, los socialistas acudirán con la única predisposición de escuchar la información que les traslade el Gobierno, y sin intención de plantear ningún tema para la negociación. En cualquier caso, será el lunes próximo cuando la Ejecutiva Federal del PSOE decida si se abstendrá o votará en contra del ‘techo de gasto’ que aprobará ese mismo día en un Consejo de Ministros extraordinario el Gobierno y que remitirá posteriormente al Congreso para su aprobación.

Este jueves, celebraron un almuerzo de trabajo en Ferraz miembros de la dirección del PSOE con representantes de las Comunidades Autónomas gobernadas por los socialistas que participaron horas más tarde en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), aprobó con el rechazo de las comunidades gobernadas por el PSOE, los objetivos de déficit y deuda de las comunidades para el trienio 2018-2020, que mantiene el déficit autonómico en el 0,3 % del PIB para 2018.

El año pasado, Montoro ofreció cierta flexibilidad en los objetivos de déficit para las CCAA y la Gestora del PSOE aprobó el techo de gasto para 2017 a cambio de arrancar al Gobierno el compromiso de subir un 8% el Salario Mínimo Interprofesional. Con Pedro Sánchez de nuevo a los mandos del PSOE, las declaraciones de sus dirigentes respecto al techo de gasto ya apuntaban lo contrario. El propio Pedro Sánchez avanzaba el martes en una entrevista en televisión que serían “muy beligerantes”.

Una beligerancia patente ayer en el pleno del Congreso de los Diputados, que aprobó el tratado comercial entre la UE y Canadá (CETA), con la esperada abstención del PSOE y el duro reproche del Gobierno a los socialistas por haber cambiado de posición con este acuerdo.

“España ha salido de la crisis gracias a las exportaciones. No se puede ir hacia atrás”

soraya sáenz de santamaría

Vicepresidenta

“Para combatir la desigualdad hay que humanizar el comercio con tratados progresistas”

El visto bueno del Congreso al CETA salió adelante con 179 votos a favor del PP, Ciudadanos, PNV y PdeCat, 79 en contra de Unidos Podemos, ERC y Compromís y 81 abstenciones de los socialistas.

Fue la vicepresidenta del Gobierno la encargada de defender el CETA, y durante su intervención, Soraya Sáenz de Santamaría ha señaló que “no caben excusas” para no apoyar el tratado y ha acusado al PSOE de hacerse oposición a sí mismo. “No se puede ser equidistante entre más Europa o más populismo, entre más Europa o más Marine Le Pen o más Pablo Iglesias”, dijo Sáenz de Santamaría, quien también advirtió a los socialistas de que “no hay nada menos progresista que votar contra el progreso y no hay nada más antieuropeísta que votar contra la propia Europa”.

Tras recalcar que España ha salido de la crisis gracias, entre otras cosas, a las exportaciones, Soraya Sáenz de Santamaría pidió al Congreso que no permita que las ideas “extremas” acaben con la UE, donde hay quienes han elegido progreso mientras otros apuestan por “ir hacia atrás”.

virajeCuando le llegó el turno, el PSOE justificó su abstención como un “toque de atención” a la UE ante el “nuevo marco” que se está abriendo y en el que, dijo el diputado Pere Joan Pons, es necesario “revisar los tratados” con el objetivo de buscar un comercio internacional más justo. Pons defendió el cambio de posición de su partido porque, según ha dicho, el CETA es un tratado “mejorable” y porque los socialistas defienden que el libre comercio “abra fronteras” pero “garantice derechos al mismo tiempo”.

Tras asegurar que gracias al PSOE y a su cambio de posición se ha conocido el CETA, insistió en que “para combatir la desigualdad hay que humanizar el comercio internacional”, con tratados “progresistas” que apuesten por una “globalización más justa”. Además, anunció la propuesta del PSOE de crear una comisión que estudie los próximos tratados internacionales y los pueda debatir con los agentes sociales antes de su aprobación parlamentaria.

Desde Podemos, Pablo Bustinduy agradeció al PSOE su cambio de posición pero insistió en que la abstención era insuficiente y reiteró el reclamo a los socialistas para que ayuden a parar este tratado, además de arremeter contra quienes defienden este acuerdo que, dijo, amenaza los derechos económicos, medioambientales y de los ciudadanos.

Por el contrario, desde el PNV y en coincidencia con el PdeCAT, su portavoz, Aitor Esteban, defendió el apoyo al CETA y ha rechazado los “tópicos” que existen contra este tratado, sobre todo aquellos que dicen que favorece a las multinacionales, cuando no va dirigido a esas grandes empresas, sino a las pymes. - D.N.

Rivera se escuda en gonzález.El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se sirvió de un antiguo cartel electoral de Felipe González para recordarle al PSOE su europeísmo y reprocharle así su cambio de posición el tratado de la UE y Canadá. Además, Rivera advirtió de que quienes se oponen al tratado “no confían” en las empresas y productos españoles y al mismo tiempo “temen que los consumidores tengan más oferta”. Foto: Efe

Herramientas de Contenido