Los altsasuarras desafían a la lluvia para celebrar San Pedro

A momentos a cubierto y otros bajo el sol, la campa fue ayer lugar de encuentro

Nerea Mazkiaran - Viernes, 30 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El primer zortziko de ayer estuvieron muy presentes los jóvenes en prisión desde noviembre.

El primer zortziko de ayer estuvieron muy presentes los jóvenes en prisión desde noviembre. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

El primer zortziko de ayer estuvieron muy presentes los jóvenes en prisión desde noviembre.

altsasu- Si bien la meteorología no acompañó, la campa de San Pedro volvió a ser lugar de celebración y encuentro en Altsasu. La fiesta entre las fiestas en opinión de buena parte de los altsasuarras, no sería la misma lejos de la ermita y el centenario robledal que la rodea. Con el pronóstico de Aemet de 100% de lluvias en las horas centrales del día, muchos acudieron con jaimas, muy socorridas por estas tierras. Por ello, numerosas familias y cuadrillas ya disponían de una. Mientras, otros muchos improvisaron lugares donde guarecerse con toldos y plásticos. También es cierto que otras cuadrillas optaron por comer en sociedades, bajeras o restaurantes.

Ayer se miró especialmente al cielo, con nubes y claros buena parte del día y nubarrones a ratos, con tormentas y chubascos que obligaron a correr al refugio. Jornada intensa, comenzó temprano con el acarreo de mesas, sillas, leña, alimentos y bebidas para después arrancar con los preparativos de la comida, sobre todo en cuadrilla. Pero no todo era trabajar y no faltaron las escapadas al puesto del Ayuntamiento, donde se repartieron unos 600 litros de vino en las tradicionales tazas de plata, recipientes sostenibles donde los haya. Para aquellos que tenían reparos o prisas, hubo vasos de plástico, donde también se ofreció mosto y agua.

El otro ingrediente fundamental de esta fiesta es el zortziko, baile imprescindible en las celebraciones de la villa y que es especial este día, sobre todo ayer. Y es que en la memoria de muchos estaban presentes los tres jóvenes en prisión desde el 15 de noviembre por orden de la Audiencia Nacional. acusados de agredir a dos guardias civiles y sus parejas durante las ferias de Altsasu. Lo cierto es que cientos de personas, sobre todo jóvenes, acudieron a la primera llamada de los txistularis para bailar el zortziko, encabezado por otros jóvenes imputados y familiares de los presos. Después se bailaron otros dos más. Y es que la lluvia dio tregua, al igual que en el zortziko de la tarde, esta vez encabezado por el alcalde, Javier Ollo. Antes se repartieron los puros, en torno a 700.

Aunque el día no fue especialmente apacible, algunas cuadrillas se resistían a abandonar la campa, para continuar con una merienda-cena alrededor del fuego. Otros muchos optaron por bajar al pueblo, donde la fiesta continuó con bailables en la plaza. Y es que no había prisa, con jornada festiva para hoy en varias fábricas.

El robledal de San Pedro volverá a ser marco festivo este próximo domingo con las celebraciones de Urdiain, localidad con la que Altsasu comparte la titularidad de la ermita.

Últimas Noticias Multimedia