Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Chivite rezuma optimismo y cree que “nada detendrá” su camino hacia la Presidencia de Navarra

La líder del PSN ve a su partido, tras “dos años duros”, capaz de capitanear “el nuevo cambio”

Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

La líder del PSN, María Chivite, ayer en la sede socialista de Pamplona. En los extremos, Fabricio de Potestad (i) y Santos Cerdán (d).

La líder del PSN, María Chivite, ayer en la sede socialista de Pamplona. En los extremos, Fabricio de Potestad (i) y Santos Cerdán (d). (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • La líder del PSN, María Chivite, ayer en la sede socialista de Pamplona. En los extremos, Fabricio de Potestad (i) y Santos Cerdán (d).

pamplona- La líder del PSN, María Chivite, aprovechó ayer la presentación de su proyecto para la secretaría general que revalidará en el próximo congreso de los socialistas navarros para lanzar todo un speech electoral de cara a las elecciones forales de 2019. Chivite compareció ayer en la sala de prensa de la sede socialista de Pamplona rodeada por la plana mayor de su partido, y confesó que después de “dos años duros, de muchos procesos internos y varios procesos externos”, se abre un nuevo horizonte para el PSN, el partido “que ha entendido el nuevo tiempo político”.

Con la inminente reelección del día 29 a la vista, y con una federación perfectamente alineada con el nuevo Ferraz de Sánchez, Chivite vaticinó el comienzo “de una nueva etapa” que tiene como objetivo conseguir la Presidencia del Gobierno de Navarra en 2019 para liderar “el nuevo cambio”. Una vez más, Chivite no concretó quiénes serían sus compañeros de viaje, pero sí que dejó claro que “el nuevo cambio” tendrá los actuales mantras: el primero el de las infraestructuras, que ayer volvió a utilizar para presionar a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, a la que pidió anteponer “el bien común” del TAP y el Canal a “permanecer cuatro años en el Ejecutivo”. Pero también el del euskera, que consideró “no puede enfrentar a la ciudadanía por saber o no saber un idioma”, o el de las víctimas de ETA, para lo que pidió que “todas las fuerzas políticas condenen”.

Con todo esto, Chivite confesó tener “ambición” para “liderar el nuevo cambio político y presidir el Gobierno” en 2019. Rezumando optimismo, consideró que la actual quinta fuerza del Parlamento tiene “las ideas, las propuestas, la audacia y las convicciones”, y asumió que van “a por todas”. “No nos va a parar nadie en este camino del Parlamento al Gobierno”, aseveró. Para ello, Chivite prometió que “los socialistas” se van “a dejar la piel” para “tomar las riendas” desde “el diálogo y el entendimiento entre diferentes acuerdos de izquierdas y de progreso”, reivindicándose como la izquierda genuina “de España y Navarra” capaz de encontrar su propio espacio, más desde la vuelta de Pedro Sánchez, del que dijo “ha generado la ilusión, que se traduce en energía, convicción y credibilidad de quien ha entendido los nuevos tiempos”, apuntó.

“Tenemos las ideas, las propuestas, la audacia y las convicciones. Vamos a por todas en 2019”

“El cambio empezó como una revancha para saldar cuentas o por no saber un idioma”

maría chivite

Secretaria general del PSN

“el cambio que acierta”Sin embargo, llegar hasta aquí no ha sido nada cómodo para los socialistas. Han pasado una catarsis interna y ahora creen estar en posición de liderar “otro cambio”, que no será “como el de ahora”. Chivite vendió su proyecto como “un cambio para acertar en cuestiones esenciales”. En su opinión, “fue un error empezar el cambio enfrentando a unos contra otros como si de una revancha se tratara”, por ejemplo no reconociendo “lo que nos une, que es la bandera”. Pero también “enfrentar a la ciudadanía por saber o no saber un idioma”, dijo veladamente sobre el euskera o por no haber afrontado “la memoria histórica de ETA desde la firme condena”. También se quejó, de paso, de que la mayoría del cambio utilice sus 26 votos para cumplir el acuerdo programático, y consideró otro error no buscar otras alianzas “para inversiones de futuro”.

Por todo esto, la secretaria general del PSN cree que “si el cambio quiere continuar en Navarra debe ser otro”. “Este cambio no lo puede liderar la derecha, pero tampoco el nacionalismo vasco que enfrenta, construye sin mayorías y desequilibra la balanza hacia políticas identitarias que tensionan”, argumentó.

“La agenda para el nuevo cambio tiene que estar fundamentada sobre todo en la búsqueda de la prosperidad y esa tiene que ser la misión del nuevo Gobierno”. Además, apostó por “elevar la ética pública y el buen gobierno a la máxima categoría” para “no permitir que la corrupción pudra la credibilidad de nuestras instituciones”.

críticas al gobiernoMaría Chivite aprovechó el cierre de su intervención para cargar contra el actual Gobierno. En la campaña que la oposición ha puesto en marcha para tratar de horadar la estabilidad del acuerdo programático, Chivite consideró que la salud del cuatripartito está “regular” como “evidencian diferentes cosas que hay encima de la mesa como el tema del tren, en las que hay discrepancias”. Pero tampoco se olvidó de Uxue Barkos.

Chivite pidió a la presidenta del Gobierno de Navarra que “en esa balanza en la que tiene preservar el Gobierno a toda costa o hacer lo que tiene que hacer para el desarrollo económico y social de la comunidad, pese más el bien común y la mejora de nuestra comunidad y no sólo aguantar cuatro años en el Gobierno”. - D.N./Agencias

Herramientas de Contenido