Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Solana apuesta por más cambios

Unos 5.200 estudiantes logran una beca, frente a los 4.500 de hace un año

Las ayudas concedidas empezarán a abonarse el día 5 hasta llegar a 3,9 millones
Solana apuesta por más cambios La UN defiende el coste de su matrícula por no recibir fondos públicos

Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Estudiantes, antes del inicio de una convocatoria ordinaria de la prueba de acceso a la universidad en Pamplona.

Estudiantes, antes del inicio de una convocatoria ordinaria de la prueba de acceso a la universidad en Pamplona.

Galería Noticia

Estudiantes, antes del inicio de una convocatoria ordinaria de la prueba de acceso a la universidad en Pamplona.

pamplona- El departamento foral de Educación anunció el pasado viernes que se han concedido becas a alrededor de 5.242 alumnos navarros de estudios postobligatorios no universitarios y universitarios durante el curso 2016-2017. Hace un año, fueron 4.556. La nueva cifra, que es provisional hasta que se resuelva el periodo de alegaciones, se produce tras los últimos cambios que anunció el Ejecutivo en las condiciones que pretendía introducir en este pasado curso, y que generaron críticas entre colectivos de estudiantes afectados.

Según los datos ayer ofrecidos, a la primera convocatoria de este pasado curso se presentaron 9.156 solicitudes y en la segunda, tras la ampliación del plazo al admitirse que se pedía una condición (haber solicitado plaza antes en la UPNA) que ya no podía cumplirse, otras 5. De las 9.156 solicitudes iniciales, el 12,28% correspondieron a la Universidad de Navarra, el 21,25% a la Universidad Pública, 22,33% a otras universidades y el 44,14% a estudios como, entre otros, medios y superiores de FP, Bachillerato, enseñanzas deportivas... Por cuantías, las becas concedidas a alumnado de la UPNA tienen una media de 542 euros, las de la UN 2.541 euros y las de otras universidades, 674.

La consejera navarra de Educación, María Solana, apuntó que esta diferencia responde al coste de la matrícula en la UN. Preguntada sobre ello, repitió que son necesarios cambios: “Queremos hacer una convocatoria de becas que no genere agravio comparativo, que sea lo más justa posible para todos los navarros, los que estudien en la Universidad de Navarra y en el resto”. Al respecto, el vicerrector de Alumnos del centro, Tomás Gómez-Acebo, afirmó después, a través de un comunicado, que ese importe en la UN cubre “el coste completo de la enseñanza”, mientras que los centros públicos reciben financiación pública, por lo que el coste de la matrícula es el 15 o 20% del total.

Solana insistió en que la percepción del Gobierno es otra, porque un servicio público tiene que contar con esta vía de financiación. La consejera compareció en conferencia de prensa junto a la directora general de Universidades, Nekane Oroz, y adelantó que el 5 de julio se iniciará el pago de becas hasta llegar a 3,9 millones y el resto de las cantidades reservadas, 4.334.000 euros, se hará efectivo tras la tramitación de las alegaciones a la convocatoria, que depende también de la resolución de las del Ministerio de Educación. En conjunto, se calcula un gasto de 8,6 millones (4,3 del Gobierno foral, y otro tanto del central) frente a los 6,8 de hace un año.

El departamento anunció que ampliaría el presupuesto reservado al estimar alegaciones presentadas contra la convocatoria, que inicialmente priorizaba el acceso a la UPNA al exigir al alumnado de la UN que primero pidiera plaza en el campus público, a no ser que no ofreciera su titulación, que no fuera en la lengua escogida o que no tuviera la nota de corte suficiente. Además, también se anunció una reducción de los importes que cobraría el alumnado de la UN.

Tanto la Universidad como estudiantes, familias numerosas y la plataforma de becas 3E criticaron la medida, y en algunos casos la llevaron a los tribunales, y el Gobierno anunció la solución de ampliar el presupuesto (de 3,63 a los mencionados 4,33) para llegar a más estudiantes y mantener los llamados índices multiplicadores con los que se abonan las becas a estudiantes de la UN. Según el tramo de renta, el precio público se multiplica por 4,8, 3,5, 2,5 o 1,5.

Al resto se le abona el precio público establecido por el Ministerio. La medida que sí se mantiene es el descuento de la beca concedida por el Gobierno central, cuestión que ha vuelto a generar críticas entre estudiantes, que han anunciado recursos. - G.M.