La Merindad, de fiestas

Sábado, 1 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Dantzaris del grupo Larraiza, bailando durante la procesión en las fiestas patronales de Estella.

Dantzaris del grupo Larraiza, bailando durante la procesión en las fiestas patronales de Estella. (Foto: UNAI beroiz)

Galería Noticia

Dantzaris del grupo Larraiza, bailando durante la procesión en las fiestas patronales de Estella.Pañuelos rojos en alto durante el lanzamiento del cohete de fiestas de Viana.El rey Felipe IV leyendo un pregón tras el desfile inaugural de la XIX Semana Medieval.Una niña dándole la mano a un kiliki en Villatuerta.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Cada localidad espera con ganas esa semana, un paréntesis en el que la rutina se cambia por alegría continua. Toca vestirse de blanco, y anudarse el pañuelo y la faja;ya están aquí las fiestas de los pueblos de la Merindad, una cita a lasque no se puede faltar.

Unos las celebran un fin de semana, las de otros son más largas y los más fiesteros tienen ambas, pero todas las localidades tienen al menos un fin de semana festivo, que en la mayoría de casos coincide con el día del patrón o patrona. En estos días no faltan la comida, bebida y música, pero, sobre todo, el buen ambiente.

Muchos pueblos no tienen una fecha fija para sus fiestas, sino que va cambiando cada año dependiendo de las circunstancias, bien el fin de semana o las fechas de otros. Para conocer con suficiente antelación la celebración de las fiestas y poder “organizarse con tiempo”, Oteiza ha cambiado este año sus fiestas patronales tras realizar una consulta popular. La votación se celebró en febrero, con una participación de casi 200 vecinos sobre un total de 805. El Ayuntamiento dio la oportunidad de decidir las fechas de las fiestas de agosto en honor a San Miguel, y la mayoría de los votantes eligieron que comiencen el miércoles de la tercera semana del mes, celebrando el patrón siempre el jueves. Así, la fecha será fija. Este año tendrán lugar del 16 al 20 de agosto.

Entre las fiestas más largas están las de Arróniz, que se celebran del dos al diez de septiembre en honor a la Virgen de Mendía. Nueve días en los que cada tarde en la plaza no faltan las capeas de vacas y novillos. El programa festivo dedica cada día a un colectivo: a los mayores, los niños, las cuadrillas, las mujeres etc. Además, las fiestas abarcan dos fines de semana, que suelen estar muy concurridos.

En Sesma, comienzan a finales de agosto y duran siete días;este año, del 25 al 31 de agosto. Una cita de la que no se puede prescindir es la pochada, que reúne más de 1500 personas en la calle de la Iglesia;un encuentro amenizado por la charanga. No obstante, la fiesta no termina con el “Pobre de mí”, porque el segundo fin de semana de septiembre, el 9 y 10 de septiembre este año, comienzan las Fiestas de la Juventud. Unos días para los que se hayan quedado con ganas de más.

Algo parecido ocurre en Andosilla que celebra las fiestas de la juventud del 1 al 3 de septiembre y, 4 días más tarde, las patronales del 7 al 13 de septiembre. Dos fines de semana seguidos que los andolenses disfrutarán al máximo.

FIESTAS TEMÁTICAS Julio es el mes de las fiestas temáticas por excelencia. Del 4 al 6 de agosto, por ejemplo, Desojo acogerá la segunda edición de la semana Celta, con temática, atuendos y actividades propias de la época. Este año también cuenta con dos conciertos de música celta con artistas internacionales: el viernes el grupo fundado en Holanda Muyayos de Raiz y el sábado el dúo Lugh, que desarrolló su música en Argentina.

En Bargota, del 14 al 21 se celebra la popular semana de la brujería. Estos días, el pueblo acoge numerosas actividades relacionadas con el mundo de la magia y la brujería como charlas, exposiciones, talleres o venta de productos artesanales de Navarra. Además, organizan rincones temáticos cuanto menos curiosos: un stand de pócimas, un “akelarre” o el rincón de la inquisición. Sus calles se ambientan en el siglo XVII y, también, rememoran a uno de los personajes legendarios de esta localidad: su brujo Johanes.

Unos días después, del 17 al 23, en Estella-Lizarra se celebra la Semana Medieval, una fiesta en la que se vuelca la ciudad al completo. Los estelleses y estellesas se visten con trajes del medievo, y pasear por las calles se vuelve un viaje a la Edad Media. Además, el programa de actos es muy variado: degustaciones de recetas medievales, actuaciones de juglares, luchas entre caballeros, habilidades artesanales, continuas representaciones callejeras, espectáculos de cetrería, cenas medievales, mercados y mucho más.

Por último, Lerín también celebra su propia fiesta temática por primera vez este año: la Semana de la Astronomía “Lerín Tierra Estrella”. Los que la visiten tendrán la oportunidad de aprender más sobre el curioso mundo de los astros y disfrutar de las constelaciones que el cielo de Lerín deja ver tan claramente.