Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno Vasco pide “hechos” para validar la apuesta por las vías legales

El Ejecutivo de Vitoria



urge a Rajoy a un cambio “impostergable” de la política penitenciaria

Humberto Unzueta - Domingo, 2 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Jonan Fernández valoró ayer la decisión de los presos de ETA.

Jonan Fernández valoró ayer la decisión de los presos de ETA. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Jonan Fernández valoró ayer la decisión de los presos de ETA.

BILBAO- El Gobierno vasco ve con buenos ojos la decisión del colectivo de presos de ETA (EPPK) de acogerse de forma individual a la legalidad penitenciaria, tal y como viene reclamándolo desde hace años. El secretario de Derechos Humanos y Convivencia, Jonan Fernández, calificó ayer de “positivo” el paso dado por los reclusos pero consideró que ahora ha de concretarse esa voluntad en hechos concretos. A su juicio, eso generaría una nueva atmósfera en todos los frentes que activaría cambios impensables hasta hace no mucho.

Fernández no obstante, reclamó a los reclusos de ETA que sustancien en la práctica lo acordado tras el debate interno en las cárceles en el que han decidido aceptar las vías penitenciarias legales que hasta ahora y durante décadas rechazaban y proscribían para poder acogerse a la progresión de grados, a los beneficios penitenciarios y, en definitiva, a las medidas de resocialización previstas en la legalidad. Tras meses de debate los presos han votado la propuesta de la dirección del EPPK y de ETA que ha tenido un respaldo del 73% de los reclusos, frente al 14% que la ha rechazado. El resto no ha participado o no se ha posicionado.

El responsable de Convivencia y Derechos Humanos recordó que la aceptación de la vías legales supone de hecho el “reconocimiento crítico del daño causado” por sus delitos cometidos en nombre de ETA, condición que no se les requiere para un eventual acercamiento a las cárceles próximas a su entorno familiar, ya que esta es una facultad del Gobierno español, no recogida en el ordenamiento jurídico.

La decisión de los presos y su materialización práctica generará, según Fernández, un nuevo “contexto favorable”, al que también han contribuido el cese definitivo de la violencia de ETA en 2011 y el desarme legal, definitivo y sin contrapartidas del pasado abril. En ese cambio de ambiente, corresponsabiliza al “entorno político” de las personas presas, a las que también urge a que realicen su “contribución”, con un gesto claro, generalizado y contundente de autocrítica por el apoyo histórico a la actuación de ETA, en línea con la posición del alcalde de Errentería, Julen Mendoza, de EH Bildu, que ha pedido perdón a las víctimas de la banda.

presos enfermosAnte la nueva realidad que se está abriendo, Fernández considera que no se puede retrasar más que el Gobierno español comparta con el Ejecutivo de Urkullu una “reflexión sobre el cambio de la política penitenciaria, tal y como este pasado jueves expresó el Parlamento Vasco” con una iniciativa respaldada por todos los grupos parlamentarios (PNV, EH Bildu, Podemos y PSE), excepto el PP. La resolución aprobada solicita la excarcelación de los presos enfermos graves. “La política penitenciaria, hoy y hace diez años, no puede ser la misma, porque las circunstancias y el contexto son completamente diferentes”, señaló el representante de Derechos Humanos y Convivencia del Gobierno vasco.

A juicio de Fernández, este cambio ambiental debe contemplar como primer paso “el acercamiento de las personas presas a prisiones cercanas a su entorno familiar y atender prioritariamente las problemáticas de mayor incidencia humanitaria”, en referencia a los reclusos enfermos. Ambas cuestiones penden exclusivamente de la decisión del Gobierno central de Mariano Rajoy.

Reacciones

PSE. José Antonio Pastor afirmó ayer que el paso de los presos de ETA es “positivo, pero que llega tarde” y subrayó que evidencia que la legalidad penitenciaria es garantista porque permite acogerse a las vías de reinserción de manera individual, como lo hicieron en su día los integrantes de la vía Nanclares.

Elkarrekin Podemos. Lander Martínez mostró su satisfacción por la vía individual, pero No obstante, precisó que sería “beneficioso” que el EPPK reconozca el daño causado y haga una reflexión crítica de su pasado.

PP. Laura Garrido consideró que la decisión llega “tarde” y que este paso corrobora el “veto” impuesto durante décadas por la dirección de ETA a los reclusos para que pudieran acogerse a los beneficios penitenciarios. Defendió que la actual política penitenciaria se aplica respetando la legalidad vigente .

LÍNEAS ROJAS

“NO ARREPENTIMIENTO Y NO DELACIÓN”

Sortu. El portavoz de la comisión por los presos de ETA de Sortu e histórico de la banda Antton López Kubati afirmó que el EPPK mantiene sus “líneas rojas” que son “no arrepentimiento y no delación”, y apuntó que la palabra arrepentimiento “no aparece en la ley”. Además, señaló que “no se puede pedir solo a una parte que haga ejercicios que a la otra parte no se le piden”. En rueda de prensa en San Sebastián, López y la también portavoz de la comisión Oihana Garmendia consideraron “positiva” la decisión de los presos, ya que supone “un paso importante”. “El futuro nos irá indicando cuáles son los caminos en los que nos tenemos que mover”, precisaron.

Herramientas de Contenido