Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Pedagogía de verano

Por Félix Monreal - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Los niños y niñas son hoy, para algunas familias, una carga incómoda. Evito decir que supongan un problema porque eso viene después, en otra etapa de la vida más pegada a la adolescencia. Sé que exagero, pero algo está pasando cuando en campañas emitidas por televisión o en reportajes de prensa -como el que publicamos en nuestra edición de ayer- se pone el énfasis en que, llegado el verano y con él las vacaciones escolares, hay pequeños que pasan mucho tiempo solos y hasta una pedagoga avisa del coste social que ese abandono (entre comillas) puede suponer en el futuro. La realidad es que, en muchas familias, las obligaciones laborales de los progenitores impiden ya no solo atender a los críos en su largo tiempo de ocio, sino el poder acompañarlos. Los inconvenientes, e incluso los riesgos, no se le escapan a nadie. Pienso en esa pregunta, en ¿qué hacemos con los niños en verano?, y rememoro lo asilvestrados que pasábamos aquellos eternos tres meses de vacaciones, viviendo en la calle, al calor achicharrante de un pueblo sin piscina y a la luz de una luna encendida, explorando mundos que estaban al otro lado de la carretera, exprimiendo minutos que nos sabían siempre a poco. Ahora, reconoce la pedagoga, hay padres y madres que tienen miedo a que sus hijos caigan víctimas del aburrimiento. Para los nuestros, el único temor era que las heridas en la cabeza o en las rodillas no sanaran con mercromina, venda y esparadrapo. Miro atrás y creo que el coste social del que ahora alerta la pedagoga ya hace tiempo que lo están pagando los críos: a algunos les han arruinado los veranos.

Herramientas de Contenido