Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un 10% del alumnado de 1º a 3º de ESO pasa de curso por no poder volver a repetir

La norma impide hacer el mismo curso 3 veces
Son unos 2.000 escolares cada año

Educación afirma que la repetición no puede ser ilimitada y ADI insiste en la importancia de las medidas de diversidad

G. Montañés | Javier Bergasa - Lunes, 3 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Estudiantes se dirigen a clase en un centro educativo navarro tras el tiempo de recreo.

Estudiantes se dirigen a clase en un centro educativo tras el tiempo de recreo. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Estudiantes se dirigen a clase en un centro educativo navarro tras el tiempo de recreo.

pamplona- Entre un 9,3 y un 11% del alumnado de 1º, 2º y 3º de la ESO en Navarra pasa de curso, según los datos de 2015-2016, de forma automática, al no poder volver a repetir porque ya lo había hecho una vez. Se trata del último año escolar con datos cerrados, a la espera de que se completen los de 2016-2017. En ese curso anterior, 15-16, el 63,8% superó 1º de la ESO de forma ordinaria al haber aprobado todas las asignaturas, un 21,1% logró avanzar en la fase extraordinaria y un 5,4% no lo consiguió. En cambio, un 9,3% lo hizo pese a, en teoría, estar en condiciones de repetir (fueron más de 2.000 escolares, cifra similar a años anteriores), pero no poder hacerlo según se recoge en la normativa (la Orden Foral hace referencia a la normativa estatal). De lo contrario, estaría abocado a hacer tres veces 1º de la ESO. El 0,4% restante corresponde a situaciones que no figuran dentro del sistema informático que utiliza Educación.

Esta situación genera un debate delicado sobre la situación que encara ese alumnado con materias pendientes en la ESO y los recursos de los que dispone para avanzar. El director general de Educación del Gobierno de Navarra, Roberto Pérez, afirma que la repetición es una posibilidad, pero no “ilimitada”, y que tras casos así son necesarias nuevas medidas. Pero la clave, afirma, es ofrecer vías para que el alumnado siga en el sistema. Y más dentro de una etapa, la ESO, que es obligatoria.

Por su parte, la presidenta de la asociación de directores y directoras del instituto de Navarra (ADI), Camino Bueno, explica que la fórmula de la repetición provoca diferentes opiniones en el mundo educativo (la federación de apymas Herrikoa, por ejemplo, afirma que la repetición es “un fracaso del sistema”), aunque repetir puede responder a los diferentes “ritmos” de aprendizaje. Insiste, no obstante, en la necesidad de apostar por medidas de atención a la diversidad.

Esos resultados suponen diferentes actuaciones. De entrada, que un estudiante repita supone que se pone en marcha un Programa de Recuperación, y si, al final pasa con materias suspendidas (cuestión que puede ocurrir con dos asignaturas, mientras no sean a la vez Matemáticas y Lengua castellana), con este tipo de programas el profesorado establece si debe superar exámenes, controles puntuales o desarrollar algún trabajo a la par que sigue con el nuevo curso. Estas medidas conllevan realizar desdobles, para contar con aulas con menos estudiantes y reforzar una materias en las que, además, pueden estar avanzando durante el nuevo curso.

¿qué es pmar? Para esos estudiantes que avanzan de forma automática, antes había medidas de diversificación curricular, que ahora se sustituyen con los Programas de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR), dirigidos al alumnado con un hábito de estudio pero que acumula materias suspendidas. Aunque el profesorado proponga esta vía, debe contar con el visto bueno de las familias. Estos programas tienen menos estudiantes y un profesorado de referencia por ámbitos.

Una conclusión, tras los cambios en la LOMCE, es que estas medidas se adelantan y se dan en cursos de 2º y 3º de la ESO, pero no en 4º. Además, si el acceso a la FP Básica, que es una vía que también se discutió de la LOMCE para el alumnado que se atasca en la ESO y no logra el título, está limitado ahora hasta los 17 años, se puede adelantar la decisión de dejar una ESO que, en teoría, estaba encaminada para hacer una reválida en 4º. Esa cuestión ahora sigue en el aire, pero el sistema persiste.