La oposición convoca un referéndum en Venezuela

La consulta será el 16 de julio y llama a la población a pronunciarse sobre la celebración de elecciones

Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Henrique Capriles saluda al presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges.

Henrique Capriles saluda al presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Henrique Capriles saluda al presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges.

caracas- La oposición venezolana convocó para el 16 de julio un referéndum para que el pueblo elija “el futuro del país”, que se planteará a los ciudadanos si rechazan o aprueban el proceso constituyente activado por el Gobierno y se le llama a pronunciarse sobre la celebración de elecciones.

“Que sea el pueblo quien decida si convoca y respalda la renovación de los poderes públicos que se encuentran al margen de la Constitución, además de la conformación de un gobierno de unidad nacional y la realización de elecciones transparentes y libres”, anunció el presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges.

La tercera cuestión planteada en esta consulta se refiere al papel que el pueblo demanda a los funcionarios y a las fuerzas armadas a la hora de “restituir el hilo constitucional” que, según la oposición, ha roto el Gobierno.

En un acto acompañado por los principales dirigentes de la oposición, Borges anunció que solicitará a la cámara que preside que ponga en marcha el “proceso de consulta” y apeló para ello al artículo 71 de la Constitución, que faculta a la Asamblea Nacional para convocar a un referendo sobre “materias de especial trascendencia nacional”.

El líder opositor se amparó también en el artículo 350, que enuncia el derecho del pueblo a dejar de reconocer al Gobierno que “contraríe” los principios y garantías democráticas.

Borges calificó la puesta en marcha del proceso que llevará a realizar esta consulta de “proceso democrático de retomar la Constitución” y denunció que la Asamblea Nacional Constituyente impulsada por el Gobierno es un intento de “convertir en algo permanente e irreversible” las “violaciones de derechos humanos” en Venezuela. La Asamblea Nacional venezolana se declaró en rebeldía al considerar que el presidente del país, Nicolás Maduro, ha vulnerado la Constitución con algunas decisiones y medidas, la última de ellas la activación de un proceso constituyente que la oposición considera un “fraude” para mantener al chavismo “para siempre” en el poder.

Los venezolanos están llamados a las urnas este 30 de julio para elegir a quienes deben redactar una nueva Carta Magna, una jornada electoral que la oposición ya ha anunciado que boicoteará. Maduro adelantó que las fuerzas del orden detendrán a quienes saboteen la votación.

vicefiscal nombrado La Asamblea Nacional, controlada por la oposición,aprobó la designación de Rafael González Arias como número dos de la Fiscalía General, después de que el Tribunal Supremo de Justicia anulase su anterior nombramiento al considerarlo contrario a la Constitución.

El Supremo publicó el martes una sentencia con la que anulaba la designación de González Arias, a quien designó la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, al considerar que el nombramiento debe ser aprobado por la Asamblea Nacional. Según el fallo, correspondía a la Sala Constitucional designar “de manera temporal” al vicefiscal.

Ortega recurrió al Parlamento para que avale la designación y finalmente González fue ratificado. El diputado Juan Miguel Matheus defendió que el nombramiento es una “atribución” de la Asamblea Nacional y explicó que el candidato “cumple con todos los requisitos legales y constitucionales”, según medios venezolanos. - Efe

constitucionalidad

deber del pueblo

Ortega, ante los tribunales. La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, llama a los venezolanos a cumplir con el deber de restablecer pacíficamente la constitucionalidad del país “amenazada”, a su juicio, por las instituciones al servicio del Gobierno de Maduro. Para ella, “la democracia, la institucionalidad y los derechos humanos en el país se ven seriamente amenazados”;por ello, reiteró que su compromiso como fiscal general tiene “la firme decisión de defender la Constitución” y “velar por su fiel cumplimiento”. Hoy acudirá a una audiencia del Tribunal Supremo de Justicia para determinar si hay motivos para enjuiciarla y separarla de su cargo como pidió el oficialismo.