Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Editorial de diario de noticias

Lógica institucional para el euskera

Navarra, la CAV e Iparralde sellan un convenio de cooperación sobre el euskera desde el respeto a las realidades institucionales y sociolingüísticas, guiado por la atención de la demanda y en el contexto de la eurorregión a tres

Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

los gobiernos de Navarra, la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) e Iparralde rubricaron ayer un convenio específico de colaboración para la promoción del euskera, idioma común a los tres territorios, desde el doble respeto a la realidad institucional y a las distintas coyunturas sociolingüísticas de cada espacio firmante. Un convenio ambicioso en tanto que se implementa en cinco vertientes de cooperación técnica y que aborda desde la enseñanza a adultos y el intercambio de útiles para fomentar el euskera en los ámbitos laboral, digital y de ocio hasta el diseño común de pruebas para la evaluación de la competencia lingüística o el reconocimiento mutuo de los títulos expedidos, más la evaluación compartida de las investigaciones sociolingüísticas acometidas. El acuerdo suscrito procura por tanto en el espacio natural del desarrollo del euskera la normalización de su uso desde una perspectiva educativo-cultural y de lógica administrativa al objeto de optimizar los fondos públicos empleados a tal fin. Una ejecutoria que se enmarca en la dinámica de atención de la demanda, sin prohibir ni imponer, y en la colaboración institucional desde el sentido común y sin sectarismos. Los parámetros que deben guiar las políticas referidas al euskera y que con los sucesivos gobiernos de UPN quedaron solapados por la estigmatización de la lingua navarrorum, con la burda argucia de asimilarla a un instrumento de construcción nacional como si fuera ajena a la misma esencia de la Comunidad Foral y a su historia para intentar constreñirla a la zona vascófona, acotando al máximo la mixta y con un veto a efectos prácticos en la zona no vascófona. Una obsesión patológica por el euskera extendida al concepto incuestionable de Euskal Herria y que llevó en 2000 al entonces Ejecutivo de Sanz a restringir el protocolo de cooperación con la CAV y Aquitania, formalizado ocho años antes a meros convenios bilaterales, sellados con posterioridad en 2009 y 2015, respectivamente. El convenio firmado ayer restituye para el euskera los cauces de estricta racionalidad por los que ya transita la eurorregión con la CAV y Aquitania a la que Navarra se reincorporó formalmente en marzo, una entidad que suma casi nueve millones de habitantes en más de cien mil kilómetros cuadrados y que ofrece de salida la opción de financiar proyectos por 700.000 euros.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »