Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

dudas sobre la celebración del 1-o

Puigdemont destituye a un conseller por decir que veía improbable el referéndum

"Probablemente no podamos hacerlo", afirmó Jordi Baiget - Hoy se presenta en un acto en el Parlament la Ley prevista para regular el 1-O

Jesús Barcos / Marta Pérez (Efe) - Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Puigdemont, ayer en la presentación del libro “Dos Estados”, del delegado del Govern en Madrid, Ferran Mascarell.

Puigdemont, ayer en la presentación del libro “Dos Estados”, del delegado del Govern en Madrid, Ferran Mascarell. (EFE)

Galería Noticia

  • Puigdemont, ayer en la presentación del libro “Dos Estados”, del delegado del Govern en Madrid, Ferran Mascarell.

PAMPLONA- El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, destituyó ayer por la tarde al conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, después de que este expresara en público sus dudas sobre la celebración del referéndum del 1 de octubre.

Puigdemont no tardó ni 24 horas en destituir a Baiget, que fue uno de los hombres más cercanos a Artur Mas en el anterior mandato. La destitución de Baiget se produjo después de que la CUP pidiese apartarlo del Govern.

Baiget había afirmado en una entrevista publicada ayer en El Punt Avui que “el Estado tiene tanta fuerza que, probablemente”, no podrían hacer el referéndum, sino “alguna cosa diferente que se puede parecer al 9-N”, y admitió temer por su patrimonio familiar ante posibles acciones judiciales. Unas afirmaciones que ratificó posteriormente en declaraciones a los medios, cuando aseveró que, si bien estaba “firmemente comprometido” con la aprobación de la legislación necesaria para poder votar el 1-O, “no podemos cerrarnos a otras alternativas” para que los catalanes puedan pronunciarse en el caso de que el Estado vete dicho referéndum.

El relevo de Baiget entrará hoy en vigor cuando se publique en el Diari Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), según informó la Generalitat, que señaló que Santi Vila mantendrá, temporalmente, el cargo de conseller de Cultura hasta que se nombre a un nuevo titular de esta cartera.

Puigdemont tenía que despejar dudas y reiteró poco después de destituir a Baiget que el referéndum que el Govern pretende celebrar el 1 de octubre será “vinculante” y “oficial”, a diferencia de la consulta soberanista que se realizó el 9 de noviembre de 2014.

ENCUESTA Y POLVAREDATodo ello también cuando ayer La Vanguardiadio a conocer una encuesta de GAD3 sobre intención de voto ante unas hipotéticas elecciones al Parlament, según la cual ERC ganaría con 43 escaños, y el PDECat sufriría un duro castigo y se quedaría solo con 23. Si bien es cierto que ambas formaciones sumarían 66 escaños, 4 por encima de los 62 cosechados por la coalición Junts pel Sí en 2015. Por su parte, según la misma encuesta, Ciudadanos pasaría de 25 a 23 escaños, Catalunya en Comú subiría de 11 a 12 diputados, el PSC perdería uno, quedándose en 16, y la CUP bajaría de sus 10 actuales a la mitad.

Antes de darse a conocer la decisión de Puigdemont, la diputada de Ciudadanos, Lorena Roldán, afirmó que las declaraciones de Baiget demostraban la “crisis interna” del Govern, que “no podrá cumplir” su compromiso de celebrar un referéndum, y reclamó elecciones anticipadas.

Por su parte, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, afirmó que al conseller Baiget se le había escapado en público “lo que piensa todo el Govern en privado, incluido el presidente Puigdemont”, y exigió una convocatoria anticipada de elecciones. Horas después, García Albiol aseguró que el presidente de la Generalitat y el vicepresidente habían “cortado el cuello” al ya exconseller porque lo había pedido la CUP.

“La CUP apunta y Puigdemont y Junqueras disparan. Cortan el cuello al que se atreve a decir la verdad”, escribió en Twitter.

Mientras, el líder del PSC, Miquel Iceta, dijo que podía haber varios consellers que comparten las afirmaciones del conseller de que “probablemente” no se podrá celebrar el referéndum de independencia. Según Iceta, las declaraciones de Baiget “no son una mera opinión” sino “una realidad”, ya que “no se dan las condiciones” para que se pueda celebrar el referéndum previsto por el Govern para el 1 de octubre: “Más allá de la legalidad, se dan todas las circunstancias para que se dude de su viabilidad”, precisó.

El líder de los socialistas catalanes cree que hay varios miembros del Govern que pueden compartir la visión de Baiget. “Es obvio que no se dan las condiciones” para hacer un referéndum, apuntó, que situó “al margen de la ley”.

Destitución lógica. En un gobierno todos/as comunican, y en política es clave saber manejar los tiempos. Bajo estas dos premisas, en vísperas de la presentación de la conocida como ‘ley de desconexión´, las declaraciones de Jordi Baiget suponían una gigantesca interferencia para la credibilidad de la hoja de ruta independentista, que se afana en transmitir una voluntad inequívoca por el referéndum. Así que la destitución anunciada por Carles Puigdemont supone un gesto drástico, pero a la vez coherente.

Herramientas de Contenido