Apretón de manos entre Maya y Asiron tras un rifirrafe en el pleno

El alcalde se ha disculpado con el portavoz de UPN por el gesto de 'caradura' que le ha hecho - El regionalista había sido expulsado del pleno tras ser apercibido en tres ocasiones - El Ayuntamiento de Pamplona rechaza cualquier agresión sexista en Sanfermines en una declaración que UPN considera que transmite "una imagen injusta"

EFE - Martes, 4 de Julio de 2017 - Actualizado a las 13:33h

En primer término, Enrique Maya, concejal de UPN.

En primer término, Enrique Maya, concejal de UPN. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

En primer término, Enrique Maya, concejal de UPN.

PAMPLONA. El pleno del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado una propuesta de declaración de EH Bildu, Aranzadi e IE, que ha contado con la adhesión de Geroa Bai, en la que se rechaza "cualquier tipo de agresión sexista que se produzca en las fiestas de San Fermín".

La declaración ha contado con el apoyo de todas las fuerzas, a excepción de UPN, cuyos miembros han abandonado el salón de plenos tras considerar que el alcalde, Joseba Asiron, había realizado un gesto despectivo hacia su bancada.

Tras exigir reiteradamente al alcalde una disculpa, Asirón ha expulsado de la sesión al portavoz regionalista, Enrique Maya, que ha sido acompañado por los demás ediles de la formación.

Asiron ha justificado la expulsión del portavoz regionalista afirmando que "no había manera de hacerle callar, después de apercibirle por tres ocasiones".

Posteriormente el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, se ha disculpado con el portavoz de UPN en lo que "haya podido molestarle" el gesto de'caradura' que le ha hecho y ha reconocido que no ha estado "fino".

"Hemos tenido una conversación privada Enrique Maya y yo", ha explicado el alcalde. "Hemos puesto de relevancia la importancia de intentar que el pleno vaya por los cauces más normales y que la lógica discrepancia no haga elevar el tono más allá de lo necesario. En lo que haya podido molestar el gesto, y reconozco que no he estado fino, pido disculpas. Enrique Maya sabe cuál es el nivel de aprecio personal y político que siento por él", ha añadido, en su primera intervención una vez finalizado el receso y con todos los concejales ya en sus asientos.

Joseba Asiron ha explicado que, teniendo en cuenta que éste es último pleno antes de Sanfermines y que "tenemos el interés de que las fiestas se gestionen de la manera lo más educada y civilizada posible, he pedido a Maya que se reincorporara al pleno y lo ha aceptado". "Nos hemos dado un apretón de manos, que es como soluciona las cosas la gente civilizada", ha indicado.

APROBACIÓN DE LA DECLARACIÓN Mediante la aprobación de este texto, el Ayuntamiento "se reafirma en su rechazo a cualquier tipo de agresión sexista que se produzca en las fiestas de San Fermín" y en su compromiso para eliminarlas y "mejorar la seguridad en los entornos festivos y en resto de cuidad durante las fiestas".

Además, se insta a la ciudadanía pamplonesa a "mostrar una actitud activa frente a las agresiones sexistas y a cambiar el modelo social y cultural que protege al agresor y culpabiliza a las mujeres, justificando bajo la premisa de la fiesta o las costumbres".

Por otro lado, se recuerda que "una ciudad es libre solo cuando las mujeres pueden moverse por ella en libertad, sin miedo y sin violencia", por lo que "hay que construir una ciudad donde no se produzcan agresiones de ningún tipo contra las mujeres".

En el documento se anima a que los Sanfermines "sean unas fiestas corresponsables en las que, tanto hombres como mujeres, se repartan las tareas del hogar y los cuidados familiares para que todos y todas puedan disfrutar de la fiesta en igualdad de oportunidades".

La declaración finaliza mostrando "apoyo y colaboración" al grupo Sanfermines en igualdad, al Consejo Municipal de la mujer, al movimiento feminista y asociaciones de mujeres que de forma activa y reivindicativa trabajan por erradicar las agresiones sexistas de los Sanfermines y del resto de fiestas de la ciudad.

La concejal de UPN María García Barberena, que se ha mantenido en la sala para defender la postura de su grupo, ha advertido de que la navarra "no es una sociedad enferma que protege a agresores y culpabiliza a las víctimas", sino que está "altamente sensibilizada".

En este sentido, ha considerado que el Ayuntamiento "no debe transmitir una imagen injusta" para con sus vecinos.

"Es un insulto a la ciudadanía de Pamplona", ha denunciado la regionalista, que ha asegurado que la ciudadanía navarra "rechaza al agresor".

El socialista Eduardo Vall ha puesto de relieve la labor de los cuerpos policiales y ha apuntado que "bajo ningún punto es admisible la violencia de tipo machista".

Últimas Noticias Multimedia