Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La fiscalía archiva el caso Ultzama, pero el Tribunal de Cuentas estudia si hay responsabilidad contable

El Ministerio Público no aprecia delito de prevaricación administrativa, ni de fraude en obtener subvenciones ni falsedad documental
El Tribunal de Cuentas analiza si pedirá la devolución de las ayudas concedidas

S. Zabaleta Echarte/E. Press - Jueves, 6 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Reunión de la comisión de investigación de la planta de biogás de Ultzama en junio.

Reunión de la comisión de investigación de la planta de biogás de Ultzama en junio. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Reunión de la comisión de investigación de la planta de biogás de Ultzama en junio.

pamplona- La Fiscalía ha archivado la investigación por posibles irregularidades en la ya cerrada planta de biogás de Ultzama, promovida en 2007 por su Ayuntamiento, cuando estaba gobernado por Patxi Pérez, actual miembro de la dirección de UPN. El Ministerio Público indicó que no aprecia delito de prevaricación administrativa, ni de fraude en la obtención de subvenciones ni falsedad documental, tras estudiar el informe de Comptos y la documentación complementaria de los departamentos de Desarrollo Rural y Desarrollo Económico del Gobierno foral.

Sin embargo, en el mismo decreto la Fiscalía observa irregularidades en la contratación de la redacción del anteproyecto y proyecto de obra, y la dirección técnica de las obras y el contrato de concesión de la obra pública y posterior explotación, que deberían solventarse en el ámbito administrativo. Estas irregularidades son en la que también incide Comptos. En este caso, el fiscal señala que “es claro que el carácter subsidiario del derecho penal obliga a estimar que deben ser corregidas en el ámbito del derecho administrativo, porque es ésta la primera línea de defensa de la legalidad administrativa y porque las propias leyes forales contemplan específica y expresamente reacciones administrativas frente a las ilicitudes detectadas”.

Al mismo tiempo que se hace público este decreto, el Tribunal de Cuentas está estudiando el informe de Comptos sobre la planta de biogás de Ultzama “al creer que puede haber indicios de responsabilidad contable en este caso, ante la posibilidad de producirse un menoscabo de fondos públicos”, explicaron ayer fuentes del órgano fiscalizador. De esta forma, si hubiera responsabilidad contable, se exigiría la recuperación del dinero público por usarse de una manera no regular, explicaron estas fuentes.

los tres delitosLa Fiscalía ha investigado el informe de Comptos en el que podían existir indicios de tres delitos: prevaricación administrativa, fraude en la obtención de subvenciones y falsedad documental. El informe alertaba que todo ello se pudo cometer desde 2007, cuando Patxi Pérez Arregui, exdirector general de Administración Local con Javier Esparza de consejero de Medio Ambiente y actual miembro de la Ejecutiva de UPN, era alcalde en el Ayuntamiento de Ultzama, bajo una sigla independiente. Aquella infraestructura fracasó, tras la concesión de 3,2 millones de dinero público. Y Comptos solicitó a la Fiscalía que evaluara la posible responsabilidad penal de los gestores del Consistorio.

El fiscal explica en su decreto que el núcleo de actividades indiciariamente delictivas se concreta en la existencia de “un sistema de facturación cruzada” entre tres agentes -la empresa adjudicataria del proyecto, la empresa finalmente cesionaria y el Ayuntamiento de Ultzama- “con el declarado propósito de que el Ayuntamiento de Ultzama pudiera solicitar subvenciones del Gobierno foral y justificar pagos por la construcción y puesta en marcha de la planta, con el resultado final de que el Ayuntamiento no tuviera que hacer frente con sus recursos propios a ninguno de tales gastos”.

El resultado de este sistema de facturación cruzada fue que las cantidades que el Ayuntamiento recibía del Gobierno en forma de subvenciones o ayudas se destinaban al pago de las facturas previamente emitidas por la empresa concesionaria y que se fueron generando durante el proceso de construcción y puesta en marcha de la planta. Así, abordando lo que podría ser un presunto delito de prevaricación administrativa, la Fiscalía considera que “con independencia de que el sistema de financiación ideado vulnere o no normas de Derecho Administrativo -lo que queda extramuros del presente procedimiento penal-, lo cierto es que un esquema jurídico con el que se pretende que una determinada obra pública se financie exclusivamente con cargo a las subvenciones que se reciban de la Administración foral para que, de ese modo, el Ayuntamiento de Ultzama no tenga que gastar sus propios recursos, no puede considerarse ni injusto ni irracional”. El fiscal expone que “no concurre el requisito objetivo del delito de prevaricación administrativa” y añade que “no cabe deducir que el propósito de financiar esta obra pública exclusivamente con las ayudas públicas concedidas por el Gobierno de Navarra sea un objetivo injusto y que esta injusticia fue buscada a sabiendas por los responsables y gestores del proyecto”.

En el caso de un supuesto delito de falsedad documental, el Ministerio señala que “no hay duda de que la realidad jurídica o el negocio jurídico a que se refieren las dos facturas del Ayuntamiento de Ultzama es real, pues en ellas se incluyen como concepto los trabajos efectivamente realizados por las sociedades mercantiles”. “Tampoco hay duda de que los importes consignados en ambas facturas son veraces, pues corresponden con el precio de los trabajos llevados a cabo por las empresas adjudicatarias de las obras más el IVA correspondiente”, indica.

Así, considera que “es claro que no se puede afirmar que ambas facturas sean simuladas en el sentido del artículo 390.1.2º del Código Penal, toda vez que el negocio jurídico objeto de ambas era real y legal”. “No existe, por tanto, falsedad documental”, agrega.

Además, señala que “esta conclusión es, por otra parte, coincidente con los informes Desarrollo Económico de fecha 28 de junio de 2017, y de Desarrollo Rural, del Gobierno de Navarra de fecha 19 de mayo de 2017, que expresamente señalan que no consta que la documentación incorpore algún tipo de falsedad documental”.

reacciones

UPN considera ultzama “un montaje”

Valoración. UPN dijo ayer que la decisión del fiscal de archivar la investigación sobre la gestión de la planta de biometanización de Ultzama “pone al descubierto otro montaje que se pincha del cuatripartito”. Los regionalistas afirmaron en una nota que el decreto del fiscal “no deja resquicio a dudas y tras analizar la documentación recabada descarta una por una cualquier actuación penalmente ilícita”. Según UPN, “es especialmente claro cuando en su fundamento jurídico cuarto expresa literalmente que no parece que el acto administrativo ahora examinado estuviese presidido por esa voluntad de cometer una flagrante, palmaria y grosera injusticia”.