Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Antoniutti: ambiente familiar en un espacio para los más pequeños

Antoniutti vivió un Chupinazo sin aglomeraciones protagonizado por familias

Los txikis pudieron disfrutar del cohete desde la pantalla colocada en la pista

Cristina Jiménez Iban Aguinaga - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La emoción compartida de padres e hijos fue la tónica de la mañana en Antoniutti.

La emoción compartida de padres e hijos fue la tónica de la mañana en Antoniutti.

Galería Noticia

  • La emoción compartida de padres e hijos fue la tónica de la mañana en Antoniutti.
  • Los más txikis se colocaron en las primeras filas para no perderse ningún detalle.

pamplona- Un rincón cercano al Casco Antiguo pero con un ambiente más tranquilo. El cohete fue recibido en Antoniutti por numerosas familias y cuadrillas. Resguardándose del calor, bajo la sombra de unos árboles se encontraba un grupo de jubilados que aprovechaba los últimos minutos antes de las 12.00 para terminar el almuerzo en los muros de la Taconera. “Venimos aquí todos los años por la tranquilidad, la comodidad del lugar y el buen ambiente que se respira”, afirmaron. Próximos a ellos, Iban, Laura, Darío y Asier una cuadrilla de San Jorge que buscó un hueco a la sombra del kiosko de los helados. Los jóvenes, de 26 años, confesaron que tras seis años llegando tarde al Chupinazo, “por fin lo habían conseguido”. Las nubes cubrieron el cielo durante la mañana, aunque las temperaturas obligaron al público a refrescarse: agua, cerveza y algún kalimotxo fueron las bebidas mayoritarias. Los asistentes pudieron disfrutar del cohete en la gran pantalla instalada al comienzo de la pista, aunque no fue del agrado de todos. “¡Pero que suban la pantalla, que no se ve nada”, exclamó Amaia, que acudía por primera vez a Antoniutti y se mostraba notablemente disconforme con la altura del escenario.

Muy cerca, aguardaba a su primer Chupinazo Hugo, que observaba curioso el ambiente desde los brazos de su padre: “es el primer año que venimos aquí y es por su culpa”, aseguraba entre risas mirando al pequeño. Los txikis predominaron en el público de Antoniutti y no dudaron en exclamar varios “¡Gora San Fermín!” con los pañuelos rojos alzados, momentos antes de que la DYA prendiese la mecha en la Plaza Consistorial cohete. Entre ellos Saioa, que a sus nueve años tenía muy claro que su parte favorita de las fiestas son los encierros. Encarna, su tía, explicó que “después del cohete nuestro plan depende de la marcha que lleven los niños”.

Instantes después de la explosión del cohete, la Txaranga Galtzagorri inició su repertorio animando a todos los allí presentes. “Llevamos viniendo aquí muchos años y después hacemos un recorrido por lo viejo”, afirmó uno de los miembros de la banda.

Herramientas de Contenido