Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Asiron y la polémica de UPN con los trajes de gala: "No he ido a almorzar porque no tenía hambre"

D.N. - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 13:57h

Asiron, reconociendo el recorrido del primer encierro junto a la dirección de Policía Municipal.

Asiron, reconociendo el recorrido del primer encierro junto a la dirección de Policía Municipal. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Asiron, reconociendo el recorrido del primer encierro junto a la dirección de Policía Municipal.

PAMPLONA. El alcalde de Pamplona,Joseba Asiron, ha reconocido que ha habido "aplausos y silbidos" durante la procesión a la corporación municipal, tras lo que ha precisado que personalmente prefiere que se aplauda a aquellos con los que uno se siente "más agusto y no haya silbidos ni en un sentido, ni en otro, pero la gente es libre y soberana".

Cuestionado sobre la polémica generada sobre eluso del traje oficial y la iniciativa aprobada con el objeto de evitar que el alcalde y los concejales se vayan a almorzar con el traje de gala, ha manifestado que no iba a almorzar porque "no tenía hambre".

Ha restado importancia a la polémica señalando que "hay concejales tomando un refrigerio ahí dentro (en la iglesia de San Lorenzo), a la mañana han desayunado en el Ayuntamiento" y eso, ha remarcado, "son cosas naturales y normales". "Diría que si esto tiene que ser motivo de polémica debe ser que no hay motivos más importantes", ha concluido.

Después de las polémicas por las banderas, por la ubicación del retrato del rey en el salón del plenos o por cualquier otro asunto relacionado con la cultura vasca, UPN volvió a sacar a relucir otro de sus asuntos preferidos de cada verano: el de la asistencia de los corporativos a los eventos religiosos que se celebran durante las fiestas de San Fermín.

Fue en la comisión de Presidencia del 26 de junio, donde los regionalistas plantearon una declaración para mostrar su disgusto por la ausencia de varios corporativos, que participaban el 7 de julio en la procesión del año pasado, en la misa celebrada en la iglesia de San Lorenzo.

A su entender, que el alcalde Joseba Asiron y algunos concejales de EH Bildu y Geroa Bai aprovecharan ese intervalo tres cuartos de hora duró el oficio religioso para almorzar y que lo hicieran vestidos con el traje de gala "constituyó una falta de respeto", por lo que reclamaron que no vuelva a repetirse con el argumento de que así lo establece el protocolo municipal.

La iniciativa salió adelante con los votos de UPN y el apoyo de Aranzadi e I-E, una alianza imposible de imaginar al principio de legislatura pero que no es la primera vez que se repite, especialmente desde que los dos partidos minoritarios mostraron sus discrepancias con la acción de gobierno. El PSN se abstuvo finalmente, pese a que en un principio se mostró a favor, y EH Bildu y Geroa Bai votaron en contra.