Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Cohete a impulso del voluntariado

Dos mujeres de la DYA, Paula Ramírez y María Calado, protagonizan el inicio de las fiestas
Decenas de empleados municipales fueron invitados a presenciar el Chupinazo
La ikurriña volvió a ondear en el balcón junto al resto de banderas

Kepa García - Javier Bergasa/Unai Beroiz/Iñaki Porto/Patxi Cascante - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La plaza del Ayuntamiento, a topeVER VÍDEOReproducir img

La plaza del Ayuntamiento, abarrotada de gente para asistir al Chupinazo. En el balcón ondea la ikurriña entre las demás banderas oficiales, y entre el gentío, pancartas de apoyo a los jóvenes de Alsasua. Foto: BERGASA

Galería Noticia

  • La plaza del Ayuntamiento, a topeReproducir
  • Paula Remírez, a la izquierda de la imagen, y María Calado, instantes antes del lanzamiento del Chupinazo.

GaleríaDiversión en la plaza

  • Ambiente previo al Chupinazo en la plaza del Ayuntamiento.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Ambiente previo al Chupinazo en la plaza del Ayuntamiento.
  • Ambiente previo al Chupinazo en la plaza del Ayuntamiento.
  • Las banderas ondean en el Ayuntamiento momentos antes Chupinazo.
  • Un mozo bien pertrechado toma posiciones en la plaza Consistorial de Pamplona.
  • Efectivos de la Policia Municipal registran la mochila de unos jóvenes que acceden a la plaza del Ayuntamiento.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Unos jóvenes vacían el contenido de unas latas en vasos de plástico.
  • Efectivos de la Polícia Municipal registran la mochila de un joven.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Ambiente en la plaza del Ayuntamiento previo al Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona tras el Chupinazo.
  • Cientos de personas festejan en la Plaza del Castillo de Pamplona, con sus pañuelos rojos alzados, el inicio de las fiestas de San Fermín
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Dos mujeres de la DYA, en representación de los miles de voluntarios que han colaborado con la asociación en sus 40 años de existencia en Navarra, tuvieron ayer el honor y la responsabilidad de protagonizar el lanzamiento del Chupinazo que dio inicio a las fiestas de San Fermín. Paula Remírez y María Calado, acompañadas del alcalde Joseba Asiron, salieron al balcón consistorial segundos antes de las doce del mediodía conscientes del momento excepcional que estaban disfrutando, sin olvidar a sus compañeros de la DYA que en ese mismo instante se encontraban al pie del cañón en los puntos de asistencia asignados.

Por sus compañeros de la DYA -los de antes y los de ahora- y por todos aquellos voluntarios que en estas fiestas se encargan de la protección civil, Remírez fue la encargada de pronunciar los saludos de rigor y de prender la mecha del cohete, tuneado por primera vez, que ascendió veloz hasta que decidió estallar en mil pedazos. Los Sanfermines 2017 se habían puesto en marcha.

Emocionadas por el momento que habían vivido desde el balcón, las dos protagonistas de la DYA atendieron con paciencia y dedicación a los innumerables medios de comunicación que esperaban de ellas una valoración rápida a tantos sentimientos a flor de piel. Se comportaron como unas comunicadoras expertas, como si el escenario fuera habitual para las dos, felices por ellas y por sus compañeros.

Que dos mujeres fueran las encargadas del momento más importante de las fiestas y el de mayor trascendencia internacional tiene que ver con el decidido compromiso del Ayuntamiento y de los ciudadanos de Pamplona a favor de la igualdad, en contra las agresiones sexuales y por la plena libertad de las mujeres, también durante las fiestas, cuando algunos siguen interpretando que todo vale.

en femeninoEl efecto de la respuesta social que hubo el año pasado ante el caso de supuesta violación múltiple ha ido incrementando de forma imparable desde entonces, como se pudo comprobar ayer con el cariño mostrado hacia las representantes de la otra de las asociaciones que optaron a lanzar el Chupinazo, Lunes Lilas, presentes en el edificio consistorial.

También se dejaron ver por ahí los representantes de otro de los colectivos candidatos, Iruña Ciudad de Acogida, que enviaron a Djamila Maiga, que trabaja en una ONG contra la mutilación genital femenina, y al refugiado sirio Abdul Razak. Cheikhouna, vecino de la Chantrea sobre el que pesa una orden de expulsión, también fue invitado por los barrios.

Hubo decenas de empleados municipales dentro del edificio consistorial, que tuvieron la ocasión de seguir desde tan privilegiado escenario el comienzo de las mejores fiestas del mundo tras un sorteo realizado entre el colectivo de trabajadores del Ayuntamiento, en señal del reconocimiento al trabajo que diariamente llevan a cabo para que la ciudad sigue funcionando a pleno rendimiento.

En el balcón consistorial volvieron a lucir las cinco banderas que representan a todas las sensibilidades que existen en la ciudad. Pese a las amenazas veladas de la delegada del Gobierno, Carmen Alba, la mayoría de los representantes municipales en el Ayuntamiento de Pamplona acordó que la ikurriña tenía que ondear durante el Chupinazo junto al resto de banderas oficiales, en virtud de un informe jurídico que avalaba tal decisión tras la reciente derogación de la ley de símbolos que se aprobó para impedir, precisamente, que los municipios navarros pudieran colocar la enseña vasca.

las cinco banderasDe nada sirvieron las advertencias de los dirigentes del UPN y PP, que no se cansaron de repetir en los días previos que era una decisión ilegal. La ikurriña, como hace dos años y como sucedió a principios del periodo democrático, acompañó a las banderas de España, Navarra, Pamplona y la Unión Europea, sin que perturbara lo más mínimo el ambiente festivo, excepto para los representantes regionalistas y socialistas, visiblemente molestos por lo sucedido.

Ajeno a estas polémicas se mantuvo uno de los invitados que acudieron al Chupinazo, Eneko Goya, alcalde de San Sebastián, que no perdió detalle del trajín previo al inicio de las fiestas. Dijo que vivir el Chupinazo desde el interior de la Casa Consistorial fue “una gozada” y que llega a los Sanfermines “con espíritu de compartir un momento de alegría para Iruña” dada la “relación intensísima” entre ambas ciudades.

También acudieron a la cita la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, el vicepresidente Manu Ayerdi y la portavoz María Solana, además de parlamentarios y alcaldes de localidades como Estella, Tafalla, Olite o Sangüesa. También asistió el pelotari Juan Martínez de Irujo, recientemente retirado.

Fueran del Ayuntamiento, en la plaza consistorial, el arranque de las fiestas no pudo ser más apoteósico en claves de multitud, ambiente, sol y ausencia de incidentes. Pamplona vivirá en los próximos ocho días sumida de lleno en la fiesta, con un total de 425 actos oficiales, con un gasto previsto de 1,3 millones de euros y una programación para todos los públicos y en distintos escenarios. Toca disfrutar y con respeto a los demás.

El apunte

Seguridad discreta. Pese al intenso dispositivo policial que se puso en marcha entorno al edificio consistorial durante la mañana de ayer, la seguridad no afectó al transcurrir de la fiesta.

La Cifra

600

Fueron las personas que ayer accedieron al edificio consistorial para presenciar el inicio festivo. La mitad eran músicos de las bandas de gaiteros y txistularis y el resto, invitados que acudieron al Chupinazo.

Herramientas de Contenido