Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un reconocimiento a la pluralidad de Iruña con la ikurriña en el balcón 20 minutos antes del cohete

Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La ikurriña ondeó en el mastil del Ayuntamiento desde diez minutos antes del chupinazo.

La ikurriña ondeó en el mastil del Ayuntamiento desde diez minutos antes del chupinazo. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

La ikurriña ondeó en el mastil del Ayuntamiento desde diez minutos antes del chupinazo.

pamplona- El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, justificó ayer la decisión de izar la ikurriña en la Casa Consistorial en la derogación de la Ley de Símbolos y abundó que, con ella en el balcón, toda la ciudadanía de Navarra se ha visto representada: “Están representadas todas las sensibilidades políticas de Pamplona y es una magnífica noticia”, aseveró. Un informe elaborado por los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Pamplona, y conocido 20 minutos antes del lanzamiento del cohete, respaldaba que la ikurriña ondee en el balcón de la Casa Consistorial durante el Chupinazo. Simultaneamente, UPN y la Delegación del Gobierno anunciaban un recurso contencioso administrativo contra su colocación.

“Las cinco banderas reflejan la pluralidad de sensibilidades que existe en esta ciudad”

Joseba asiron

Alcalde de Iruña

Según concluye el informe municipal, “tras la aprobación de la Ley Foral 3/2017 (que derogaba la anterior Ley de Símbolos) y conforme a la misma y a la Ley 39/1981, se ajusta a derecho colocar la ikurriña durante el chupinazo;izada en un mástil, ondeando junto con las banderas de Navarra, la de Pamplona y la europea, debiendo en todo caso colocar la bandera española en lugar destacado, visible y de honor, como exigen los artículos 3.1 y 6 de la Ley 39/1981”. Según se recoge en el argumentario, “interpretando en conjunto la normativa estatal y foral, estas normas no obligan ni impiden al Ayuntamiento de Pamplona colocar la (bandera) europea o la ikurriña”. Así, el artículo 4 de la Carta Magna “reconoce la competencia de la Comunidad Foral” para legislar en materia de símbolos y solo regula, junto a los artículos 3 a 6 de la Ley 39/1981, “en qué lugar preeminente se debe colocar la bandera española en edificios de titularidad estatal o en edificios de otras administraciones públicas”. Por otra parte y en el plano de la legislación foral, el informe recuerda que la Ley 3/2017 actualmente vigente y que deroga la anterior Ley de Símbolos (Ley Foral 24/2003, de 4 de abril) tiene una filosofía “literalmente incluyente de todas las aspiraciones legítimas de la ciudadanía y permite el desarrollo de una política democrática de tolerancia e integración” en relación a los símbolos. La normativa actualmente vigente es “totalmente contraria” a la precedente y, por tanto, no se pueden tomar como referencia las limitaciones que esta establecía ni tampoco supuestos sobre los que se asentaba como que “sólo se pueden izar la bandera española, la de Navarra, la local y la europea”. El informe recuerda que este criterio no se sostiene por ninguna sentencia del Tribunal Supremo. En tercer lugar, recuerda que “aún no se han dictado sentencias ni por la Sala ni por los juzgados que dictaminen el fondo legal de los acuerdos recurridos con la nueva Ley Foral porque los autos, como ellos mismos razonan, hacen un análisis limitado sobre la legalidad del asunto”. La decisión fue respaldada por las cuatro fuerzas del cambio y la ikurriña fue izada 20 minutos antes del cohete.

“Había una ley de símbolos que se había concebido para perseguir la ikurriña en toda Navarra. “Esa ley ya no está y estamos en otro marco legal seguro, según los equipos jurídicos del ayuntamiento. En el momento en que haya otra directriz la respetaremos”, señaló Asirón. También la presidenta del Gobierno Uxue Barkos dejó ayer claro que la ikurriña no es la primera vez que ondea en el balcón consistorial, ni en estos dos años de cambio de gobierno ni a lo largo de la historia del Ayuntamiento. “En los años ochenta se veía con normalidad. A mí me gustaría destacar que pamploneses y pamplonesas con un sentimiento, y con el contrario, respecto a las banderas tenemos que respetarnos. En este caso, se ha tomado la decisión por mayoría del Ayuntamiento, quizás en otros casos eliminarla también se acordó por otras mayorías. Hay que aprender a convivir con la idea de respeto al diferente, y disfrutar de estas fiestas sin entrar en una polémica esteril”, reiteró. “El informe jurídico del Ayuntamiento nos da además la seguridad”, recalcó.

“las trampas” Para la delegada del Gobierno, supone “un acto contrario a la legalidad vigente”. UPN tenían todo preparado por si se daba esa circunstancia, por lo que en el momento en el que se izó la ikurriña pusieron en marcha su iniciativa jurídica. Así, Enrique Maya criticó “las trampas del alcalde y su cobardía política por haber ocultado hasta 15 minutos antes su decisión”. La edil socialista Maite Esporrín indicó que “parece que a Asiron no le bastan dos sentencias en contra que le han dicho que ha cometido fraude de ley y tampoco le basta el informe del Consejo de Navarra y el informe de la Federación Navarra de Municipios y Concejos que dicen que no puede mostrar la ikurriña”. De Geroa Bai, Itziar Gómez defendió que “poder ver en la fachada del Ayuntamiento las cincos banderas supone un reflejo de una Pamplona diversa y plural y en la que la diversidad que existe suma y es enriquecedora”. Finalmente, Cuenca (Aranzadi) afirmó que “existe una parte de la ciudadanía que se siente identificada con la ikurriña y representar esa pluralidad una vez al año no me parece una mala idea, sobre todo pensando también a futuro”.“Hay que abrir esto a mayores espectros, por ejemplo la comunidad ecuatoriana es bastante grande y es posible que nos pida a este Ayuntamiento o al siguiente el mismo gesto institucional, que tiene que ser tan normal”, indicó.- A. Ibarra