Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Trump culpa a Obama de la influencia rusa en las elecciones

El presidente de EEUU es recibido con aplausos en Varsovia y protestas en Hamburgo
Acusa a Obama de inacción

NJuan Palop/Agencias - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Activistas protestan en Hamburgo ante la presencia de los líderes del G20.

Activistas protestan en Hamburgo ante la presencia de los líderes del G20. (EFE)

Galería Noticia

  • Activistas protestan en Hamburgo ante la presencia de los líderes del G20.

pamplona- Donald Trump acusó ayer a su predecesor, Barack Obama, de haber sabido de la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses y no haber hecho nada porque creía que la candidata de su partido, Hillary Clinton, iba a ganar. Trump hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que ofreció ayer en Varsovia junto a su homólogo polaco, Andrzej Duda, en la que aseguró que cree que efectivamente Rusia “y otros” países y personas interfirieron o pudieron interferir en el proceso electoral de 2016 en EE.UU.

Obama fue avisado en agosto pasado por la CIA (servicios secretos) de las actividades rusas, tuvo tiempo para tomar cartas en el asunto hasta las elecciones, pero “no hizo nada”, insistió Trump.

A su juicio, no se trata de que su predecesor no actuase porque estaba lleno de dudas al respecto, sino que decidió por motivos partidistas no hacer nada para favorecer a Clinton. “No creo que se quedase atrapado” por las dudas, apostilló Trump.

De esta forma, el mandatario estadounidense asumió por primera vez que Rusia podría haber interferido en las elecciones presidenciales celebradas en noviembre, pero subrayó que también podrían haberlo hecho “otros países” que no mencionó. “Creo que fue Rusia y creo que podría haber sido otra gente y otros países”, sentenció Trump.

Hasta ahora Trump había negado tajantemente esta posibilidad. Sin embargo, sus alabanzas hacia Rusia se han moderado a medida que han crecido las críticas en EEUU por las conexiones de su equipo con oficiales rusos, algo que el Congreso está investigando.

RECIBIMIENTOS DISTINTOSTrump viajó a Polonia antes de llegar ayer a Hamburgo para la cumbre del G20. En Varsovia subrayó su compromiso en la defensa de los aliados de la OTAN en Europa del Este, a los que ofreció gas barato para que no dependan de Rusia, e instó a Moscú a dejar de desestabilizar Ucrania.

El presidente estadounidense trenzó en la capital polaca un discurso con temas comunes para su administración y la del conservador gobierno polaco, reivindicando a Dios, la tradición y la familia;y exigiendo a Occidente “voluntad” para sobrevivir frente al terrorismo, pero también hacer frente a la “burocracia” interna.

“La cuestión fundamental de nuestro tiempo es si Occidente tiene la voluntad de sobrevivir”, afirmó en un discurso ante miles de personas en la plaza Krasinksi, símbolo del alzamiento polaco contra la ocupación nazi.

Sus palabras buscaban la complicidad política y económica de Polonia dentro de su búsqueda de apoyos en la UE -ante su distanciamiento de Bruselas, Berlín y París- y encontró a una Varsovia especialmente receptiva, porque se encuentra también relativamente aislada en el continente. Polonia agasajó a Trump con un recibimiento como el que se ofrecía a los antiguos jerarcas en Moscú, sin disidencias y con un público entregado llegado desde diferentes partes del país, que coreó al unísono su nombre y que escuchó a Trump subrayar que Estados Unidos ha demostrado “no sólo con palabras, sino también con acciones” que está “comprometido” con la defensa de “todos” sus aliados, frente a las dudas que surgieron en la cumbre de la Alianza Atlántica de mayo.

La bienvenida de Trump en Hamburgo no fue en cambio tan calurosa como en Varsovia. Cerca de 7.000 personas según la Policía y unas 20.000 según los organizadores, se habían dado cita para protestar por la primera cumbre a la que asiste el presidente estadounidense, extensamente criticado entre la sociedad germana. En ese ambiente, lo primero que hizo Trump fue reunirse con Angela Merkel, para intentar buscar un acercamiento en temas como el libre comercio o el clima.

Herramientas de Contenido