Mesa de Redacción

Año Santo

Por Félix Monreal - Viernes, 7 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Arranca hoy el Año Santo Sanferminero -que concluirá el 7 de julio de 2018- y la verdad es que, a bote pronto, el enunciado suena bien. Porque un año sanferminero sería el no va más de la fiesta, dar el salto de las 204 horas habituales a las 8.760, un programa de actividades en el que tendrían cabida los partidos de Osasuna, las procesiones y las fiestas de apertura y clausura de la UPNA. Pero muchos días se me antojan a mí para que los resistan el cuerpo y el bolsillo. Habría que hacer como en fiestas de Huarte y señalar descansos entre semana para retomar la jarana de viernes a domingo (o desde el juevintxo) . Pero esto del Año Santo es algo serio, una celebración de gran calado religioso que requiere de un Decreto papal y durante el cual la Iglesia concede la indulgencia plenaria, la remisión de los pecados y la penitencia sacramental. Un buen gancho esto último si permite, como creo suponer del buen carácter de la Iglesia y de sus ministros, lavar esos pecadillos festeros que no son sino tentaciones que emanan de los vapores de la noche, mezcla de gin tonics y del despacito nos vamos pegando poquito a poquito. Porque ningún santo tiene más devotos en todo el mundo que San Fermín. Aunque no le recen a diario...