Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Escenarios | La entrevista Still Ill VOCALISTA DE LÁGRIMAS DE SANGRE

“Tenemos ‘euskalfilia’, esta ya no es nuestra segunda casa, sino casi la primera”

La banda catalana, un ‘boom’ en el rap estatal, fusionará reivindicación y fiesta en el escenario de la plaza de los Fueros, hoy a las 23.30;y a las 1.00 horas actuará Vendetta

Ana Jiménez - Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La banda catalana, con Still Ill a la izquierda.

La banda catalana, con Still Ill a la izquierda.

Galería Noticia

La banda catalana, con Still Ill a la izquierda.

pamplona- Lágrimas de Sangre se han hecho ya un hueco en la escena estatal a base de trabajo y canciones. Llegan desde Masnou y Barcelona, pero hoy jugarán en casa: se sienten hermanados con Euskal Herria.

En dos años LDS ha publicado Si uno no se rinde(2015) y Viridarquia (2017), reafirmando ya su hueco en la escena y respaldados por su público, ¿qué papel ha jugado Internet en esta boom del grupo?

-Para nosotros es fundamental, somos de la generación que todavía escuchaba cintas y discos, pero el boom de Internet nos pilló bastante jóvenes y gracias a eso descubrimos mucho rap que había en esa época, sobre todo rap zaragozano y del sur, y eso nos ayudó mucho a nutrirnos. A día de hoy, con las redes sociales todo es muy masivo y a veces eso es una trampa, porque hay tanta cantidad de cosas, que no sabes si eso juega a favor o en contra... Pero en nuestro caso, ha sido a favor. Es una suerte el que cuando ya has alcanzado cierta repercusión y tienes una masa de seguidores, sabes que tus canciones no quedan en el anonimato.

Centrándonos en este último trabajo, ¿qué claves recoge este gobierno que plantea Viridarquia?

-Hasta ahora creábamos canciones, las juntábamos en un disco y hacíamos una entrega con todo lo que habíamos escrito. Esta vez nos propusimos hacer algo más redondo, que hubiera un hilo conductor. Cuando llevábamos tres o cuatro temas, vimos que de manera natural nos había salido un hilo desde la naturaleza. Es la necesidad que creemos de retornar a lo natural en medio de un mundo tan artificial, tan de cemento y digital como vivimos hoy en día. Por ello, planteamos la necesidad de volver a un gobierno natural, incluso si hace falta que se nos lleve por delante un poco, que es lo que venimos a decir en Carta Abierta. Son todas esas fuerzas que están ahí y que quizá cualquier día empiecen a mandar solas.

En ese sentido, el lado musical ha ganado más presencia en las canciones, a través del rock y el reggae, ¿fue una evolución fluida de la propia banda?

-No es una decisión demasiado premeditada. Sí que nunca nos hemos querido encerrar en el rap tradicional, desde nuestras maquetas siempre ha habido un toque de musicalidad. De hecho, al principio se nos apartaba de la escena porque decían que lo nuestro no era rap, que no sonaba como tenía que sonar. Antes había mucho más purismo, pero seguíamos haciendo lo nuestro. En este caso, en el grupo contamos directamente con un guitarrista, algo no muy habitual en grupos de rap, y él lleva el peso de la composición junto a Acid Lemon, el productor. Ellos sí que son músicos y componiendo tienen unos dejes que les hacemos mantener. A la hora de grabar, hemos contado con bajistas, vientos, teclados, y eso le da un sonido orgánico y una musicalidad que de otra manera no puedes conseguir.

Lo vuestro es “rap combativo”, pero “desmarcado del género que predomina”... ¿Cómo se traduce eso?

-Intentamos dar un mensaje político desde la cotidianidad. No vamos a decir: “Soy comunista o anarquista, y las cosas tienen que ser así, porque lo dijeron Marx o Bakunin”. Nosotros entendemos que cada uno tiene su manera de pensar, y lo expresamos con las cosas que vivimos. Por ejemplo, hay un tema sobre las cárceles, otro en el que hablamos del turismo, porque vivimos en Barcelona y es una plaga con la que tenemos que lidiar constantemente...

LDS aboga por el “Jaiak bai, borroka ere bai, o lo que es lo mismo, Fiesta sí, lucha también”, ¿cómo está de ligada la banda a Euskal Herria para plantear su lema antes en euskera que en castellano?

-Somos catalanes, hemos rapeado siempre en catellano porque hemos mamado del rap en castellano desde los 90, pero la banda está muy ligada a Euskal Herria en todo su conjunto. Desde el principio, cuando todavía no habíamos sacado siquiera Si uno no se rinde, los Glaukoma, un grupo de Tolosa, nos invitaron a hacer un par de conciertos. Allí flipamos, porque nunca habíamos estado en Euskal Herria y vimos la organización en cuanto a temas populares, de los jóvenes... Nos dieron una lección brutal. Fuimos al Gaztetxe de Bonberenea de Tolosa y alucinamos con cómo sin ayudas pueden hacer lo que han hecho ahí. Poco a poco, nos fuimos dando cuenta que no era solo cosa de Tolosa, sino prácticamente de toda la cultura de Euskal Herria. A eso le juntas los paisajes, la gastronomía, la actitud de la gente... La verdad es que nos enamoramos. Siempre hemos dicho que tenemos Euskalfilia y cuando podemos vamos. A veces pensamos que es nuestra segunda casa, pero es que casi es la primera.

Actuáis en San Fermín, en la calle, y ante público diverso y multitudinario, ¿cómo habéis planteado el directo?

-Vamos un poco con la incertidumbre, porque sabemos cómo son Sanfermines. Yo estuve hace bastantes años y sé lo qué es eso y me parece una auténtica locura. También, por lo que se ha venido mostrando en los últimos años, son fiestas peligrosas a nivel de agresiones y hay una serie de cosas en las que no estamos de acuerdo en absoluto, como es obvio. Intentaremos llevar un espacio igualitario y obviamente si vemos una agresión desde el escenario, vamos a parar el concierto. Sabemos que será muy masivo, llegamos también con muchas ganas porque al final todo esto significa una fiesta de la leche.

Hablando de fiesta, ¿Lágrimas de Sangre va a salir esta noche hasta Cuando el sol se va o hasta Cuando sale el sol?

-Ostras, mira que nos encanta quedarnos de fiesta tras acabar el concierto, y sobre todo si es aquí... El poder disfrutar después del directo, del lugar y entre nosotros, que al final somos un grupo de colegas... Pero al día siguiente tenemos un concierto en Teruel y va a ser un poco difícil que podamos compaginarlo todo. Digamos que si hay un punto negativo en toda esta locura de giras y conciertos es que a veces te tienes que comportar como una persona. Me encantaría seguir la fiesta y me está costando mucho decir que no, pero como mucho será un kali y a casa (risas).

las claves

el termómetro

Vete si... Te apetece ver al último boom en el rap estatal entre los más jóvenes, o si ya los conoces y no puedes parar de tararear el “no hay prisa cuando el sol se va”...

No vayas si... Quieres escuchar un concierto donde solo gobierna la crítica, o si odias las canciones que hablan de salir de fiesta, pasárselo bien con los amigos y evadirse.

Últimas Noticias Multimedia