Cumbre del G20 en Hamburgo

Trump y Putin pactan una tregua desde el domingo en la frontera de Siria con Jordania

El presidente de EEUU avanza que espera “cosas muy buenas” tras su primer y esperado cara a cara con su homólogo de Rusia

Tillerson desvela que el líder americano presionó al ruso sobre una injerencia del Kremlin en las elecciones, pero este lo negó

Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

El presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo en Rusia, Vladimir Putin, se reúnen por primera vez en la cumbre del G20.

El presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo en Rusia, Vladimir Putin, en la cumbre del G20. (EFE)

Galería Noticia

El presidente de EEUU, Donald Trump, y su homólogo en Rusia, Vladimir Putin, se reúnen por primera vez en la cumbre del G20.

hamburgo- Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, se reunieron ayer por primera vez cara a cara aprovechando su asistencia en la cumbre de líderes del G20, que se celebra entre ayer y hoy en Hamburgo (Alemania).

Y el encuentro parece que dio sus frutos. Ambos líderes acordaron una tregua en el suroeste de Siria, en territorios fronterizos con Jordania, que entrará en vigor a mediodía, hora local, mañana domingo.

Según informó el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una comparecencia en Hamburgo, los dos líderes se comprometieron además a asegurar que “todas las partes” implicadas en el conflicto respetan el alto el fuego.

Expertos de Rusia, EEUU y Jordania concluyeron su trabajo en Amman y “han consensuado un memorándum sobre la creación de una zona de distensión en el suroeste de Siria, en las zonas de Daraa, Al Quneitra y As-Suwayda”, explicó Lavrov. “En esa zona regirá el alto el fuego a partir de las 12.00 hora local de Damasco del 9 de junio”, agregó el jefe de la diplomacia rusa.

Trump y Putin han sellado un memorando de entendimiento, en el que también está involucrada Jordania, con interés en respetar la “soberanía” de Siria y de hacer avanzar el proceso hacia un “acuerdo político”, agregó Lavrov. A juicio de Lavrov, Putin y Trump “se mueven en primer lugar por los intereses nacionales de sus países”, aunque entienden, no obstante “como interés la búsqueda de acuerdos en lugar de la confrontación, sin intentar crear problemas donde no los hay”.

Antes del anuncio de la tregua en Siria, Trump aseguró en una pausa de la reunión con Putin que la conversación entre ambos fue “muy bien” y que espera que “muchas cosas muy positivas” para Estados Unidos, Rusia y todo el mundo sucedan a raíz de esta reunión.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan “resultados” y se dijo “encantado” de haberse entrevistado finalmente en persona con el presidente de EEUU.

El estadounidense agregó que confía en que los contactos al más alto nivel entre Washington y Moscú prosigan tras esta primera reunión, y Putin destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas. Luego, Trump y Putin se estrecharon la mano por unos segundos ante las cámaras en un apretón neutro, firme pero breve, muy diferente a otros del presidente estadounidense que han dado lugar a multitud de comentarios.

Sus declaraciones a los medios se produjeron dentro de la sala donde tuvo lugar el encuentro bilateral, con ambos sentados en sendos sofás blancos, separados por una mesa con unas flores, y con la presencia tan sólo en la estancia de dos traductores, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

Los dos líderes ya se habían saludado brevemente, con un apretón de manos y un intercambio de saludos, poco antes de que comenzase la primera sesión de trabajo con todos los jefes de Estado y Gobierno del G20. Ante la mirada del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ambos presidentes se saludaron y, posteriormente, Trump le dio una palmada amistosa en la espalda a Putin.

Tillerson desveló tras el encuentro que Trump presionó a Putin sobre la injerencia rusa en las elecciones, algo que éste último negó. Precisamente un periodista le preguntó a Trump sobre este asunto, pero el presidente de EEUU, con las manos cruzadas, ignoró la cuestión.

discurso conciliadorLa canciller alemana, Angela Merkel, pidió ayer a los líderes del G20 disposición para llegar a acuerdos, aunque sin que se desdibujen sus posturas fundamentales. Merkel, en un breve discurso conciliador pronunciado al abrir la primera sesión de trabajo de las 20 potencias industrializadas y emergentes y los países invitados, entre los que está España, se refirió así a los problemas con que se está topando Alemania para llegar a acuerdos en la cumbre por las distancias entre países en cuestiones claves como comercio internacional, migración y cambio climático.

Los líderes se comprometieron ayer a reforzar la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo yihadista, a mejorar el intercambio de información en este ámbito, ahogar sus fuentes de financiación y evitar su propagada en las redes sociales. -Efe/D.N.

discurso

rajoy presume de economía nacional

A puerta cerrada. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, exhibió ayer en la cumbre del G20 el crecimiento económico de España, superior al 3% en los tres últimos años, y la creación de un millón y medio de nuevos puestos de trabajo. Rajoy expuso esos datos ante el resto de líderes del G20 en su intervención en la sesión en la que, entre otros asuntos, se abordó también el libre comercio. La sesión se celebró a puerta cerrada y fue el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien informó en conferencia de prensa de las líneas generales del discurso del jefe del Ejecutivo. Según explicó el ministro, Rajoy hizo una exposición de la recuperación de la economía mundial y la europea, y lo enlazó con el crecimiento de la economía española durante tres años consecutivos por encima del 3% y con la creación de millón y medio de puestos de trabajo. Todo ello consideró que son fruto de las reformas económicas que se han puesto en marcha en los últimos años y también de un libre comercio que ha ayudado a aumentar la prosperidad.