Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La educación

José Luis Latasa Loizaga - Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Los padres y los abuelos de hace relativamente poco tiempo educaron a sus hijos, y éstos a los suyos, con una mentalidad diferente a la de ahora, y en general nos dolemos de que no hemos acertado.

Todo evoluciona, en general, eso no quiere decir ni mucho menos “que otros tiempos fueron mejores”. Hemos confiado demasiado en la sociedad en general, en los medios de comunicación, en el mundo consumista y en la falsa libertad, a veces derivada en el libertinaje. Hemos creído que esta nueva generación tenía el poder de clarificar sus ideas, y sus modos en la adolescencia.

Indudablemente la mentalidad, la cultura y las necesidades eran diferentes. Se educaba en el respeto a los demás, en la tolerancia, rigidez;donde los valores éticos, morales y religiosos estaban por encima de todo. Ahora, sin querer, la educación es para ser feliz, entendiendo por ese concepto el acomodo social, el consumismo, la lucha por el poder, el figurar, el destacar laboralmente y el acumular riquezas, posesiones…

Más tarde algunos padres se dan cuenta de que no es rico quien tiene más, sino el que menos desea. Se viaja para conocer otras tierras, otros idiomas y costumbres, culturizarnos;y las tierras cercanas a nuestra, no las conocemos.

Se confía demasiado en la sociedad programada al unísono, con unos medios de comunicación y unos adelantos técnicos, que nos lo dan todo hecho, hasta incluso nuestra opinión. Luego nos damos cuenta de que no es rico el que más posee sino el que menos desea.

Se viaja para conocer tierras exóticas, otras culturas;y resulta que la propia y la de al lado no se conoce.

Cuando los socialistas estuvieron en el poder, el señor Guerra dijo una frase que me impactó: “Este país no lo va a conocer ni Dios”. Por desgracia, esta profecía se cumplió. Los valores del socialismo radical vencieron en la educación de la España profunda e ignorante.

La familia ha cambiado en los lazos de unión. El egoísmo nos vence. Más fuerte, más alto… O más rico, más poder. Me gustaría no ser pesimista, pero algo falla en la sociedad del siglo XXI.

Herramientas de Contenido