Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Miren Aranoa secretaria territorial de EA

“La oposición está siendo nefasta, han hecho de sus fobias su discurso político”

Sábado, 8 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Miren Aranoa.

Miren Aranoa. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Miren Aranoa.

PAMPLONA: Miren Aranoa fue reelegida el pasado 26 de junio como secretaria territorial de Eusko Alkartasuna (EA) en Navarra, al recibir el apoyo unánime de la militancia. El partido integrante en EH Bildu ha cerrado así su ciclo de renovación, que ha vivido un congreso nacional bastante dividido entre la corriente oficial y la crítica. Sin embargo, Aranoa asegura que este proceso ha sido "enriquecedor" y apunta a ahondar en el cambio en este segundo tramo de legislatura.

Personalmente, ¿qué ha supuesto para usted salir reelegida como secretaria territorial de Eusko Alkartasuna?

Cuando se asume un cargo de este tipo, y por unanimidad como ha sido mi caso, se suele usar el tópico de que se afronta con ilusión el reto. Se puede decir que es una frase hecha, pero en mi caso se cumple de verdad. Al haber sido una reelección afronto el cargo con más confianza porque estos cuatro años de experiencia me han servido para conocer más la situación del partido, de la coalición y de la política en general. Me ha hecho muchísima ilusión y es un aval a la gestión anterior, es un síntoma de que las cosas se han hecho bien.

El congreso de Navarra ha sido muy tranquilo, sin embargo el nacional ha estado bastante dividido, ¿cómo han sido estas últimas semanas?

El congreso nacional ha sido muy positivo. Hay que tener en cuenta que la ponencia política salió adelante con el respaldo del 80% de la militancia, que es lo más importante. Quién lo lidere es secundario. El partido ha estado unido en todo momento y ha salido reforzado, ha sido un revulsivo y se ha implicado gente que estaba un poco más alejada. En definitiva, estamos en un momento muy bueno.

¿Cómo se han integrado las dos corrientes del partido?

En Navarra estábamos casi todos los militantes en una posición de alternativa, pero nuestra mayor aportación, que era la ponencia política y cómo iba a estar Eusko Alkartasuna dentro de EH Bildu, ha sido la que ha contado con el respaldo de la militancia tras una intensa negociación. Ha sido una victoria para los dos sectores.

En cualquier caso, los resultados fueron muy ajustados, 52% de apoyo para Pello Urizar y 48% para Maiorga Ramirez, ¿no deja esto alguna herida abierta?

No hay heridas abiertas. En todos los militantes prima la generosidad y el mirar por el futuro del partido y de la coalición. Una Eusko Alkartasuna rica aporta pluralidad, que es la mayor riqueza de EH Bildu.

¿Cuál será ahora el papel de EA en la coalición?

El de siempre, nadie ha propuesto otro tipo de situación para el partido. Aportamos el papel de socialdemocracia, aunque la palabra está algo denostada, tenemos que pensar en socialismo y democracia. EH Bildu abarca un abanico ideológico que va desde nosotros, el centro izquierda, hasta una izquierda digamos que algo más radical. Creemos que esta pluralidad es uno de los mayores activos de la coalición para llegar a todo tipo de públicos y que todos nos sintamos cómodos.

¿Hay riesgo de que EA se diluya dentro de EH Bildu?

Ese riesgo existe en todas las coaliciones pero está en nuestra mano que no sea así. Tenemos la suerte de que todos los partidos estamos por que la pluralidad quede reflejada socialmente, mediáticamente y discursivamente.

Cambiando de tercio, estamos en el ecuador de la legislatura, ¿que valoración hace de estos dos primeros años de cambio?

Muy positivamente. Se han hecho muchísimas cosas, se ha profundizado en la normalización social y política y estamos mucho mejor que en 2015. Hay que poner en valor el diálogo entre diferentes que ha sido la base del acuerdo programático. Sin embargo, queda mucho por hacer, han sido treinta años de inmovilismo de un Gobierno déspota y reaccionario en el que privaban los intereses particulares y partidistas por encima del bien común y el de las personas. Hay mucho por trabajar en lo social, en educación y en infraestructuras, donde toda la gestión de UPN, siempre con el apoyo del PSN, ha sido un despilfarro. Ahora se respira otro ambiente, hay más libertad y más respeto y eso el ciudadano de a pie lo agradece.

¿Y en cuanto a su actitud en la oposición?

El papel de la oposición está siendo nefasto, de pataletas y gritos. No proponen nada positivo, es la crispación por la crispación. También incluyo al PSN, están enfadados y no contribuyen a nada porque consideran que el poder es suyo, que les corresponde estar ahí por derecho natural y no admiten otra manera de hacer las cosas. Esperaba más categoría política de ellos, solo recurren a la ikurriña, a los símbolos, al euskera, etc. Han hecho de sus fobias su discurso político.

En este momento, la disposición favorable del Gobierno a llevar a cabo el TAP está creando algunas diferencias entre los cuatro socios. ¿Cómo están las relaciones?

Están bien, somos gente inteligente y todos sabemos cuál es nuestro papel y confiamos en que el tema se solucione de manera satisfactoria para Navarra. Pensamos que el TAP es un tema crucial y no queremos un eje Madrid-París, sino un tren que responda a nuestras necesidades. Tenemos que renovar la red ferroviaria porque está obsoleta, pero antes lo tenemos que decidir aquí. Al final, habrá más sintonía de la que parece entre nosotros si las cosas se plantean en los términos adecuados.

Por tanto, ¿la solución pasa por abrir el debate a la ciudadanía?

Sí, para nosotros hay que decidirlo aquí y no en Madrid. Nos lo deben porque desde Navarra se adelantó muchísimo dinero. Ahora mismo, nos da igual la velocidad, lo que prima son las prestaciones y tenemos un comercio por carretera que es antiecológico y muchas calzadas como la N-121 son un horror, hay que darle una solución.

Por último, ¿cómo cree que se va a desarrollar la segunda mitad de legislatura?

Vamos a trabajar porque las navarras y los navarros vean que el cambio está siendo posible y sean conscientes que hay que profundizar en él. Vamos a acabar la legislatura mejor de lo que la empezamos y tras las elecciones de 2019 seguiremos gobernando en Navarra. No podemos volver a tener un Ejecutivo como el anterior, irrespetuoso, anti democrático y que hizo de su política el despilfarro por el despilfarro.