Bengoetxea VI y Beroiz ganan a Irribarria y Martija, que se la juegan hoy con Urrutikoetxea y Larunbe

Grupo A los navarros se estrenan en el torneo de parejas con un ajustado triunfo

Domingo, 9 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Pamplona- Los protagonistas de la final de la edición más reciente del Manomanista de la LEP.M, Oinatz Bengoetxea e Iker Irribarria, fueron los encargados de abrir el Torneo de parejas de la Feria de San Fermín en la noche del viernes 7 de julio. El partido, como era de esperar por la talla de los adversarios que se midieron en los cuadros alegres, resultó atractivo y espectacular para los aproximadamente mil aficionados que abarrotaron las gradas del frontón Labrit de Pamplona para presenciar un nuevo triunfo del campeón individual, Bengoetxea VI, ante su víctima en la final del mano a mano, Irribarria. El leitzarra, en compañía de un solvente Mikel Beroiz, se llevó el primer punto de la competición ante el delantero guipuzcoano, que estuvo acompañado por Julen Martija, que no desentonó en su estreno en una gran feria, pero que se quedó con la miel en los labios.

Pese a que fueron Irribarria y Martija los que circularon casi siempre con ventaja en el marcador, Bengoetxea VI y Beroiz se llevaron el gato al agua en un partido en el que la emoción se convirtió en la nota predominante. Los seis empates que registró el marcador (a 6, 9, 12, 16, 17 y 18) se convierten en la mejor prueba de la igualdad entre dos parejas que se dejaron el alma para llevarse el triunfo.

Como era de esperar, el duelo en los cuadros delanteros entre Oinatz Bengoetxea e Iker Irribarria resultó trepidante. Ninguno de los dos eludió sus responsabilidades: uno, el leitzarra, por ser el flamante campeón en curso del Manomanista de la LEP.M;el otro, el aramarra, por haber sido el anterior pelotari en ostentar tal condición. Con semejante panorama, a Beroiz y Martija les tocó asumir el papel de actores secundarios. Ambos cumplieron, pero el zaguero de Huarte aprovechó su mayor experiencia ante un oponente al que no le bastó con mostrar buenas maneras. El guardaespaldas de Etxeberri (Navarra) aprovechó su oportunidad de jugar con los mejores, pero en el tramo final se mostró algo más dubitativo que el resto de protagonistas del envite. Pese a todo, Irribarria y Martija dispusieron de ventajas mínimas durante casi todo el encuentro (0-3, 12-15 y 17-18, por citar algunos ejemplos), aunque fue Bengoetxea VI el que impuso su ley en la parte final del choque (del 17-18 al 22-18).

A las 18.00 horas, por ‘ETB 1’A las dos parejas que jugaron el viernes les queda enfrentarse a Mikel Urrutikoetxea y Mikel Larunbe: Irribarria y Martija lo hacen esta tarde (a las 18.00 horas y en directo por ETB 1) con la obligación de ganar;Bengoetxea VI y Beroiz, el martes 11 de julio. - J.L.