Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los cárdenos se abonan a la Feria del Toro

Domingo, 9 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

‘Voluntario’, el tercero de la tarde, fija su mirada en el joven Gonzalo Caballero cuando este se prepara para estoquear. De este lance saldría empitonado el diestro.

‘Voluntario’, el tercero de la tarde, fija su mirada en el joven Gonzalo Caballero cuando este se prepara para estoquear. De este lance saldría empitonado el diestro. (Foto: O. Montero)

Galería Noticia

  • ‘Voluntario’, el tercero de la tarde, fija su mirada en el joven Gonzalo Caballero cuando este se prepara para estoquear. De este lance saldría empitonado el diestro.

Si algo no es fácil en la Feria del Toro es pasar de novedad a referente. Pasan ganaderías por doquier sin llegar a tener opción de quedarse. Otras se convierten en clásicas hasta que por lo que fuere, no sólo por ausentarse de esta feria, un día llegan al olvido y quedan para las hemerotecas. En la tarde de ayer, los toros de José Escolar Gil, tras un trienio seguido, confirman su derecho a seguir en esta Feria. Y eso, no es fácil. Y menos cuando por tres años, y en fin de semana, uno de tus toros se vuelve para atrás en el encierro matutino, casi a la misma altura. Quizás debamos quitar esa raya o el paso de cebra de Santo Domingo donde los tres, uno cada año se querían volver al corral. Muy típico de los toros que corren en las calles de Fuenlabrada, donde los escolares llevan lustros circulando. Uno duda de que no sea en verdad la memoria genética, esa minúscula cadena del ADN que todos los seres vivos llevamos marcados.

No es menos cierto, por otro lado, que el viento es el mayor enemigo del encuentro entre toro y torero donde se debe plasmar el juego de la Vida y la Muerte, y que el agua es buena para relajar a los animales. Si esa máxima empírica es veraz, ayer el agua y la tromba sobrevenida vinieron de lujo al variado juego desplazado por los toros de Valdetiétar. Tarde más que interesante para aprender de toros, saber qué está ocurriendo cuando un diestro no trabaja la labor y otros manejan con soltura las dificultades de los diferentes comportamientos ofrecidos. Porque si cierto es que la tarde empezó con dos toros de los que, sin ambages, podemos decir que les faltaba la raza, incluso ellos, a pesar del suspenso han manifestado por momentos interés para quien los observaba. Si a ello acercamos un tercero de bandera y cortijo, que pedía faena, prestancia, trabajo por la arena donde soltar su pesado soplido por los belfos y firmeza en la mano baja, la primera parte de la corrida sería más que aceptable, buena. Pero el hule de un bisoño Gonzalo Caballero, que ni siquiera puede salir al sexto por estar en manos del doctor Hidalgo y su equipo no termina de agradar a un público que al mínimo percance, obvio sin duda, se pone de parte del bípedo actuante.

Llegó el agua a manta, mientras el personal de los tendidos se refugiaba a pesar de paraguas y chubasqueros, y llegaron los mejores momentos de la tarde por conjunción de toros y toreros. Toros con raza dando pasto de lucha a hombres que saben el oficio, luchan por él y demuestran que esto es algo más que un bello arte. Yo tengo más que claro que el próximo año veremos a Mora y Moral, Eugenio y Pepe, si están para ello. Pero me queda más claro que los saltillos de Escolar Gil deben seguir formando parte de la Feria del Toro y que deben confirmarse como un fijo en el corral.

Herramientas de Contenido