Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un Gipsy Kings tranquilo

Una mayoría de jóvenes y adultos de todas las nacionalidades llenaron la plaza de los Fueros

Carla Sala / Andoni Zulet - Domingo, 9 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

André Reyes, arropado por sus músicos, durante un momento de su actuación.

André Reyes, arropado por sus músicos, durante un momento de su actuación. (Andoni Zulet)

Galería Noticia

André Reyes, arropado por sus músicos, durante un momento de su actuación.El público cantando junto a los Gipsy Kings en el concierto que se hizo la madrugada de ayer en los Fueros.

Pamplona- Una afluencia creciente llenaba el césped y la plaza de los Fueros a medida que el concierto de Tipitako avanzaba y se daba paso a los esperados André Reyes y losGipsy Kings que tanto jóvenes como adultos habían ido a ver.

Un público tranquilo animó a un Tipitako que intentaba conectar con la audiencia y presentaba las canciones de su tercer disco, Sonido de Bolsillo, y algunos des sus temas más antiguos, para enganchar al público. Incluso hizo dos pequeña versiones, de unos segundos, de dos canciones Disney para que el público cantase junto al grupo pamplonés. “A mí Gipsy Kings me lo recomendó mi madre, a Tipitako no les conozco, pero me gustan. Transmiten buena onda”, dijo Juan Joaquín Hernández, un joven que terminaba las frases de las canciones en un intento de aprenderse la letras que sonaban.

La gente empezó a crecerse cuando los hermanos Reyes, capitaneados por André, subieron al escenario. El público no tardó mucho en levantarse e ir al centro de la pista, a pesar de la esporádica lluvia que cayó. Un aforo lleno tanto en el césped como en la plaza, coreó a los gitanos mientras empezaban su concierto con un popurrí sin letra que demostraba las habilidades de André y Mario Reyes, a la guitarra, y Chico Castillo acompañando a la voz al líder de la banda. El concierto como tal se dividió en dos partes, una más tranquila en la que la canción más larga fue Un ramito de violetasy una segunda parte, con sus dos canciones más famosas, Volaré y Bamboleo,en la que todo el mundo se animó a participar.

Los componentes de la banda, con André Reyes en cabeza, sorprendieron al público acudiendo con la compañía de un percusionista brasileño. El vocalista del grupo, André, fue quien ejerció de maestro de ceremonias a lo largo del acto preguntando cada poco acerca del estado anímico de los que estaban allí presentes. Además, sobre el escenario se encontraban también su hijo y sobrino, con quien el cantante desveló tener pensado hacer proyectos en un futuro.

Los jóvenes sentados entre botellas de alcohol y los mayores cantando al ritmo de las canciones de los Gipsy era la imagen que se podía ver la madrugada de ayer en los Fueros. “No sé si será por mis raíces andaluzas, pero los Gipsy Kings tienen un ritmo universal que anima a todo el mundo a bailar”, afirmó Miguel García, un joven que se encontraba en primera línea del concierto. Muchos adolescentes se sorprendieron al darse cuenta de que nunca habían sabido que los Kings era el grupo que había tocado mucha de las canciones de su infancia. “Yo me pensaba que Gipsy Kings era ese programa de Cuatro, no sabía quiénes eran, pero ahora me doy cuenta de que me sé muchas de sus canciones -expresó Vanesa Urdiroz-. Al mismo tiempo, quizá por los conciertos que hay este año, estos son los más conocidos, ¿no?”. Por el contrario, Igor Garjón e Iñigo García opinaban diferente. “Sabía que estaban en la banda sonora de El Gran Lebowski y que versionaron el Hotel California de los Eagles y, cómo las ejecutaron con maestría, aquí estoy”, dijo Iñigo. Igor añadió: “Vengo por los recuerdos que me traen de mi infancia. Me suenan y sé que son medio buenos, así que me dije: ‘Pues a ver qué tal”.

El concierto, que duró aproximadamente dos horas, contó con un público receptivo que alentó a los franceses en todo momento, incluso, durante las canciones que no se sabía.