Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
san fermín 2017 estable dentro de la gravedad

Pablo Saugar, herido grave por una cogida en el abdomen

El banderillero de Curro Díaz sufrió una cornada en el bajo vientre - Se encuentra en planta y estable dentro de la gravedad

Sergio Requena / Unai Beroiz - Lunes, 10 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El banderillero fue volteado en un primer momento para ser corneado segundos después.

El banderillero fue volteado en un primer momento para ser corneado segundos después. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

El banderillero fue volteado en un primer momento para ser corneado segundos después.

PAMPLONA-El banderillero Pablo Saugar, que fue intervenido de serios destrozos intestinales tras ser corneado ayer en la plaza de toros de Pamplona, ha pasado esta mañana a planta, aún en estado grave pero consciente, hemodinámicamente estable y sin riesgo vital, según afirma el parte médico sobre su evolución.

El primer toro de la corrida de ayer de los Sanfermines, de la ganadería de Puerto de San Lorenzo, le infirió durante el tercio de banerillas una grave cornada en el vientre de la que el subalterno madrileño fue intervenido durante más de dos horas en la enfermería de la plaza.

En el parte médico emitido tras la intervención, se especificaba que Saugar presentaba al llegar al quirófano disección de la uretra, evisceración intestinal, rotura completa de la pared abdominal y múltiples perforaciones intestinales, además de otras lesiones menores.

Víctor Hugo Saugar, hermano de Pablo y que también actuó ayer en Pamplona como banderillero en distinta cuadrilla, ha explicado a EFE que el herido ha sido trasladado esta misma mañana a una habitación de planta después de haber pasado la noche en cuidados intensivos y "relativamente en calma".

"Afortunadamente, Pablo está estable, ya con su mujer al lado de la cama y a la espera de ver cómo evolucionan las heridas, que son tremendas: cinco perforaciones intestinales y esa disección de la uretra que es lo que más nos preocupa a todos, porque será lo que más tarde en curar".

Por otra parte, el doctor Hidalgo, cirujano jefe de la plaza de toros de Pamplona, también ha informado que Gonzalo Caballero, el matador de toros corneado en la corrida de San Fermín del pasado día 9, podría ser dado de alta mañana martes, pues continúa sin fiebre y el aspecto de su herida en el glúteo izquierdo "es bueno".

ASÍ OCURRIÓ Pablo Saugar Pirri fue corneado en la corrida de ayer en el primer toro de Puerto de San Lorenzo. El subalterno se disponía a colocar el primer par al animal, cuando el astado le prendió de una forma muy severa durante unos segundos de angustia en los que le volteó y le hirió en la parte baja del abdomen. Además, le golpeó con la testuz en la cara.

Saugar tuvo que ser intervenido de inmediato por el doctor de la Plaza, Ángel Hidalgo durante dos horas, por graves perforaciones en los intestinos y una rotura total de la pared abdominal. Tras la operación, fue trasladado al complejo hospitalario.

El propio Pirri recogió hace justo un año de la arena a Víctor Barrio en la Plaza de Teruel, fallecido ese mismo día. Una tragedia que también vivió su padre, Pablo Saugar El Pali cuando tuvo que recoger el 30 de junio de 1985, en el coso de Colmenar Viejo al torero José Cubero Yiyo para llevarle a unos médicos que no pudieron hacer nada para salvar su vida.

En una tarde ensombrecida por el incidente sufrido en el primer burel y con unos toros muy complicados de torear, Paco Ureña y José Garrido fueron los que pudieron cortar una oreja.

Ureña no lo tuvo fácil en el primer intento, pero hizo un buen ejercicio para poder llevarse el premio. “Al principio el animal ha dejado cosas buenas a la muleta, pero poco a poco se ha ido menos”, comentó el diestro. En el segundo, no tuvo tanta suerte con el morlaco y no pudo demostrar todo lo que tenía dentro. “El toro ha sido muy complicado, al principio se ha hecho muy difícil y a la hora de matarle era casi imposible”, resaltó el de Lorca.

Garrido, debutante en Pamplona, no tuvo suerte con el primer cuadrúpedo, y señaló que era “muy manso” y “difícil de torear”. En el segundo pudo estar más acertado gracias a la actitud del animal. “Con este sí que he podido disfrutar, la faena ha ido poco a poco y con mucha pausa”, señaló el diestro. También se mostró un poco decepcionado a la hora de la verdad. “Si hubiese entrado la espada a la primera seguro que me hubiese ido de Pamplona con dos orejas”, expresó el diestro.

Curro Díaz no tuvo uno de sus mejores días en la arena, por circunstancias ajenas a él, debido a la actitud de los toros y el accidente sufrido por su compañero. Tanto en el primero como en el segundo burel, el diestro no pudo lidiar como a él le hubiese gustado. “El primero era muy grande y difícil de torear”, señaló Díaz. En su segunda actuación explicó que la solución era matarle rápido.