Rosa Montero recuperará el personaje de Bruna Huski en su próxima novela

La escritora pasó por la Semana Negra de Gijón para hablar de ‘La carne’

Lunes, 10 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La escritora y periodista Rosa Montero.

La escritora y periodista Rosa Montero. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

La escritora y periodista Rosa Montero.

Pamplona- La escritora madrileña Rosa Montero ha comenzado a escribir “los primeros párrafos” de su próxima novela, que será la cuarta de la serie protagonizada por la detective Bruna Huski, un momento, el del inicio de la redacción de un libro, en el que “estallan en la cabeza las escenas excitantes”.

La autora confesó que se resiste a enterrar en el olvido a este personaje. Montero no quiso desvelar cuál será la trama ni el género, pero aseguró que “será algo distinto a lo anterior” de la saga, porque le gusta escribir saltándose las fronteras del encasillamiento literario. En La Carne, su última novela, la escritora buceó en los sentimientos y temores de una mujer de 60 años, Soledad Alegre, que se enfrenta a la realidad de tener más pasado que futuro con preguntas sobre su existencia a través de una historia que profundiza en el miedo a morir sin haber vivido el amor verdadero La historia surge cuando esta mujer, profesional de éxito, contrata a un hombre más joven, un ruso de 32 años, para que le acompañe como si fuera su pareja a un evento en el que coincidirá con un examante al que quiere dar celos. Este punto de partida le permitió desarrollar una trama en la que se cuestionan algunos condicionamientos y prejuicios sociales sobre la pareja y se desnudan los miedos “a la locura, al fracaso y a no ser querido como uno quiere ser querido”.

Montero dijo que escribió esta novela “porque llevaba cinco o seis años queriendo hacer algo más cercano al mundo real” y la degradación del cuerpo con el paso del tiempo le “encajaba”. “No es una novela negra como tal, aunque tiene una intriga muy fuerte, sangre y violencia, en un contexto de ironía y sentido del humor”, explicó la autora de Te trataré como a una reina. Convencida de que “uno envejece desde el momento en el que nace”, Montero ha querido dejar el mensaje de que “la verdadera juventud no está en la firmeza de las nalgas sino en saber que cada día se puede iniciar una vida nueva”.

Soledad Alegre, la protagonista, es comisaria de una exposición sobre “escritores malditos” en la Biblioteca Nacional, tiene una personalidad compleja y ha luchado toda su vida por ganarse el respeto profesional en un ambiente masculino. Pese a su madurez intelectual, toma una decisión infantil, casi adolescente, de contratar un boy para despertar celos de su examante, porque “en el amor todos somos niños”, destacó Montero. La novela no tiene nada de autobiográfica, e incluso Rosa Montero se ha incluido como personaje y dialoga con Soledad. Es un juego en el que ha incorporado la figura de los “escritores malditos” como una excusa para mostrar algunas de las miserias del mundo del arte y el machismo que le rodea. Los escritores malditos son aquellos que saben que su discurso no le llega a nadie, que creen que viven como dicen y en el fondo no pueden soportar la vida porque no se soportan a sí mismos. - Efe