Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

3 denuncias por estafas telefónicas simulando ser familiares que viven fuera

Llamaban de Latinoamérica y fingían estar atrapados en la aduana y que tenían que pagar multas para salir

Lunes, 10 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- La Guardia Civil ha recibido en los últimos días tres denuncias ciudadanas en Baztan, Ultzama y Ribaforada, con hechos coincidentes, ya que los denunciantes aseguraron haber recibido llamadas telefónicas desde el extranjero por parte de personas desconocidas que se hacían pasar por familiares suyos que viven en Latinoamérica y que exigían una cantidad de dinero para salir del país. La primera denuncia se registró el mediodía del 30 de junio en el puesto de Elizondo donde una mujer manifestó que había recibido en los últimos días varias llamadas desde dos números con prefijo del extranjero. En las llamadas, el supuesto estafador se hizo pasar por un familiar suyo de Puerto Rico y le pide 1.500 euros debido a que se ha quedado en el aeropuerto de su país. Según alegaba, necesitaba ese dinero porque le habían puesto una multa en el aeropuerto de Barajas por haber traído dinero de su país. No se consumó la entrega de dinero.

El día 4, sobre las 8.30 horas, otra persona denunció hechos similares ocurridos esta vez en un domicilio de Ultzama. En esta ocasión se trataba de una mujer que recibió una llamada en su domicilio por parte de una persona que también intentaba suplantar la identidad de un familiar suyo que reside en el extranjero. Le exigía que ingresara 992 euros en una sucursal de correos de Pamplona.

Por último, en Ribaforada, se denunciaron también varios intentos de estafa desde dos teléfonos con prefijos de México que le llamaron tanto a su móvil particular como al fijo. Así exigían una cantidad de 2.000 euros para permitir que un familiar saliera de la aduana. También reclamaban el ingreso de tal cantidad a través de Correos. Según decía el estafador, el familiar había sido retenido por tratar de sacar 30.000 euros del país y haber sido interceptado y multado. En las posteriores llamadas, los estafadores rebajaron a 1.600 euros la cantidad exigida. Mientras, la denunciante se puso en contacto con su sobrino y aclaró que él no estaba en ninguna aduana ni necesitaba dinero. - D.N.

Herramientas de Contenido