Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Feria del Toro | Apunte crítico

Jandilla rompe la feria

Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Miguel Ángel Perera trastea a su primero, ‘Hurón’, al que no pudo exprimir por falta de buena condición.

Miguel Ángel Perera trastea a su primero, ‘Hurón’, al que no pudo exprimir por falta de buena condición. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Miguel Ángel Perera trastea a su primero, ‘Hurón’, al que no pudo exprimir por falta de buena condición.

Si me dicen que en Don Tello existían tantos toros buenos como los que lleva echados este año el nuevo criador, no me lo creería ni majareta. Simplemente por la ley de los números. Algo está cambiando porque si la ley del 12 al 18% de toros buenos según las casas siguiera vigente, ayer tendríamos que haber visto el petardo de la feria. Y esto no ha sido así. Ya contábamos en el previo que esta casa pasa a manos del hijo como nuevo criador, y que ni en sus mejores sueños, el señor de Don Tello podría haber imaginado darle el relevo en un año triunfante allí donde va. De hecho, titulamos aquel artículo con la pregunta de si quedaba algo para Pamplona. El bueno de su mayoral, sabio campero, me decía que los mejores. ¡Toma no!. le espetaba al teléfono. No sé si han sido los mejores, porque salir triunfante de cuatro ferias no es moco de pavo, cuando de Sevilla o Madrid hablamos entre ellas. Ayer titulaba el compañero Sagües que queríamos Hebreos, porque ese era el nombre del triunfador de Madrid. No hemos llegado a ello, salvo el último, que tenía toda la clase, recorrido y bravura para serlo, pero erramos en encimismos a un toro que pide distancia, y luego pasa lo que pasa. Demasiado trabajo para el equipo del incansable Angelito Hidalgo, mucho de errores cometidos por no hacer bien las cosas. Y es que, desde mi misión de ver al animal, ponerme en su perspectiva, e incluso, especular por lo que pudo ser si se hubieran hecho las cosas de manera diferente, tengo claro que habemus más toros que toreros. Y no en Pamplona. En todas las ferias que vamos marcando tanto en directo como en televisión en la apretada agenda de este humilde que les escribe. Porque los toros no son mirados desde la perspectiva individual, cuando están mejor alimentados que nunca y cuidados como los reyes de la dehesa. Desde luego los pagos donde pasta Jandilla son un ejemplo, entre los muchísimos que existen, dignos todos de ser mencionados. Pero cuando los toreros salen con los deberes marcados y juegan igual ante el Alcorcón que ante el Real Madrid, pasa que, unos por aburrición y otros por osadía temeraria, no les deja más solución que pagar sus errores y pasar por la mesa del cirujano pudiendo enseñar mejor al público y evitar tanto vestido desgarrado.

Y no puedo irme sin apoyar la crónica del compañero de al lado diciendo aquello que decía el crítico;es de Ronda y se llama Cayetano, refiriéndose al bisabuelo del chico triunfador. Aquel Niño de la Palma, padre de Antonio Ordóñez. Avisados estaban que era un torero diferente, y eso vale, en estos días un Potosí.

Fin a una crónica que nos deja titulares a manta, pero el que es más real hasta hoy, 12 de julio, es que los toros del señor Borja Domecq Noguera han roto la feria