Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Vértigo a ritmo de Jandilla y sin heridas

Carrera frenética de la ganadería extremeña, la más rápida en lo que va de fiestas
Los toros no dejan heridos por asta, con solo dos traslados al Complejo Hospitalario
Un susto en la curva de Estafeta, lo más reseñable

Mikel Bernués - Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Un mozo es arrollado en la curva de Mercaderes por el jabonero 'Gabriela'.VER VÍDEOReproducir img

Un mozo es arrollado en la curva de Mercaderes por el jabonero 'Gabriela'.

Galería Noticia

  • Un mozo es arrollado en la curva de Mercaderes por el jabonero 'Gabriela'.Reproducir
  • Un mozo australiano al que ya ha saludado ‘Hurón’ es empotrado contra las tablas y volteado por ‘Gabriela’ en la curva de Estafeta.
  • La manada, comandada por ‘Fetiche’, se estira para afrontar el tramo de Estafeta.

GaleríaImágenes del quinto encierro con toros de Jandilla

  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Un mozo es arrollado en la curva de Mercaderes por el jabonero 'Gabriela'.
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Imágenes del quinto encierro con toros de Jandilla. EFE
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Basta con mentarles para que a más de uno le tiemblen las canillas. Los jandilla asustan por el historial delictivo que acumulan en sus 17 apariciones previas en el encierro. Pero ayer, cuando cumplían la mayoría de edad por las calles de Pamplona, y como el año pasado, los toros de Borja Domecq no hicieron pupa.

Los seis bichos fueron tan rápido que no les quedó tiempo para repartir cornadas. Tenían demasiada prisa por llegar a la plaza. Batieron el registro de velocidad de estas fiestas con dos minutos y doce segundos de carrera frenética, y el primer toro pisó la arena del ruedo cuando el cronómetro justo había alcanzado los 115 segundos. Qué barbaridad. 875 metros de recorrido convertidos en una pista de atletismo solo apta para los mejores velocistas. Un encierro de vértigo. Y con solo dos traslados al Complejo Hospitalario con pronóstico leve. No hubo más porque muchos tuvieron suerte y alguno directamente volvió a nacer, como el muchacho que decidió ver pasar a la manada quietico en plena curva de Estafeta. Se llevó dos golpes y punto. Fue lo más llamativo de la jornada.

en riguroso orden de pelajeEl protagonismo ayer se repartió por capas;los negros primero, un jabonero después y colorado y castaño para ponerle el candado a la torada, estos dos últimos a su aire y siempre acompañados por los mansos. Dieron las ocho en punto, el cohete estalló en el cielo y al negro de Fetiche, Historieta y Hurón (marcado con el hierro de Vegahermosa, de la misma finca ganadera), le faltó tiempo para salir escopeteado de los corrales. Los tres bichos relegaron muy pronto a los mansos a un segundo plano y mandaron casi desde el inicio. Detrás corrían 595 kilos de elegante jabonero, cinqueño que respondía al nombre de Gabriela e hizo esfuerzos para alcanzar a sus hermanos en la cabeza de la carrera a la altura de Mercaderes.

Antes, y para empezar, tocaba Santo Domingo, donde hacen falta más piernas que en ningún sitio porque la manada anda fresca y cuesta arriba tiene ventaja añadida sobre los mozos (por si los 550 kilos de media de los seis bureles de ayer y sus afiladas puntas no desnivelasen lo suficiente la balanza). Como casi siempre, pero ayer especialmente, hacerse un hueco delante de los cuernos en este tramo fue una proeza breve. Apenas una anécdota, un “mira mamá, estoy delante de un jandilla”, antes de salir pitando de la trayectoria de estos veloces animales en su huida hacia adelante.

Superada esta cuesta y el Ayuntamiento, los cuatro toros escapados, ya con el jabonero incorporado a la cuadrilla, llegaron a la curva entre Mercaderes y Estafeta. Ahí estaba el insensato mozo antes mencionado. Un australiano. Nadie debió de avisarle ni se le ocurrió pensar que ahí pueden estrellarse con más o menos fuerza los toros. Le faltó un buen “quítate de ahí, alma de cántaro”. Y tocó pelo. Con el primer toque de Hurón el mozo perdió hasta las zapatillas, y Gabriela llegó justo después para rematar la faena, apretarle aún más contra las tablas y levantarle por los aires. El de las antípodas acabó en las antípodas, con los pies donde se supone que va la cabeza y la cabeza donde se supone que van los pies. En su viaje al mundo al revés, eso sí, nunca soltó el periódico. En estos tiempos de Internet y crisis se agradece que queden tan firmes defensores de la prensa en papel. Más sorprendente todavía fue que no pisara el hospital. San Fermín fue generoso con el chaval y sacó a relucir su famoso capotico como viene haciendo a lo largo de las fiestas (a estas alturas, los heridos y corneados son la mitad que el año pasado).

carreras cortas e intensasLa carrera se estiró en Estafeta y dejó huecos entre los animales, pero había que ser muy animal para echarle un pulso a unos toros que parecían cohetes. La duración de las carreras fue más ridícula que nunca. Incluso en esas circunstancias se vieron carreras espectaculares y de mucho mérito. Los que no dejaron bajo ningún concepto que nadie se arrimara a sus cuernos fueron Procesado y Labradora, cuatreños colorado y castaño respectivamente que siempre tuvieron a cinco cabestros ejerciendo de guardaespaldas.

En ese frenesí violento, con muchas caídas, empujones y algún que otro susto, en lo que cierras y abres los ojos la torada ya descansaba en los corrales de la plaza esperando a los diestros Perera, Cayetano y Roca Rey. Un emocionante visto y no visto.

Herramientas de Contenido