Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Condenado por simular un ataque yihadista en los fuegos artificiales del día 6

El hombre que causó el pánico no podrá regresar a Pamplona en 16 meses

Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:11h

PAMPLONA- El Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona ha condenado a un hombre de nacionalidad argelina a dos meses de prisión y a la prohibición de acudir a la capital navarra durante 16 meses por simular un atentado yihadista el pasado 6 de julio, en la primera jornada de los Sanfermines.

En la sentencia, dictada por conformidad de las partes, se considera probado que, sobre las 23:15 horas del pasado día 6, el procesado se encontraba en la calle Yanguas y Miranda, en Pamplona, con ocasión del espectáculo de fuegos artificiales de las fiestas de San Fermín.

El acusado, agrega la sentencia, aprovechando la aglomeración de público en el lugar y “a sabiendas de que con su comportamiento iba a provocar el pánico y la angustia de las familias allí presentes”, depositó ostensiblemente una mochila y un bolso en el suelo y levantó la mano portando un objeto y gritando diversas expresiones en árabe, entre ellas “Allahu Akbar” (“Alá es el más grande”), lo que hizo que una docena de personas huyeran despavoridas y provocó un pequeño tumulto.

Inmediatamente el hombre fue reducido por un agente de la Policía Foral que estaba en el lugar, fuera de servicio. El agente que ha hecho declaraciones a diferentes medios de comunicación quiso destacar la colaboración de otro joven anónimo que le ayudó a reducir al alborotador. Una vez detenido, se comprobó que el objeto que el acusado exhibía en su puño era un mechero y, examinados el bolso y la mochila, no se halló ningún objeto peligroso. El agente ha destacado además que el detenido presentaba síntomas de embriaguez. “Esto me tranquilizó bastante, porque vi que no era más que un payaso haciendo el tonto”, explicó el agente.

La pena de prisión por desórdenes públicos se sustituye por una multa de cuatro meses con una cuota diaria de ocho euros (960 euros en total).

ASIRON: “MUY PUNTUAL”Respecto a este incidente, el alcalde la ciudad, Joseba Asiron, indicó que es un hecho “muy puntual y de trascendencia muy limitada” y remarcó que “es muy importante el trabajo de la Policía Municipal ayudada por otras policías, para intentar darnos la mayor seguridad posible, y que no trascienda a la sociedad esa sensación de psicosis”. “En un momento dado, basta que una persona se ponga a gritar para que pueda generar un poco de nerviosismo. Por eso es importante el trabajo que se ha hecho, mucho y bien, y esa imagen de serenidad y tranquilidad”, indicó el alcalde de Pamplona. - D.N.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia