Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

una iniciativa cultural creada por amantes del baile

'Camino de Swingtiago': de Iruña a Compostela a ritmo de swing

La travesía, un foro de hermanamiento en el que cada participante auto-financia su viaje, comenzará en Pamplona el próximo 6 de septiembre, parará en Estella/Lizarra el día 7 y recorrerá en total once ciudades

noticiasdenavarra.com / I.P.R. - Miércoles, 12 de Julio de 2017 - Actualizado a las 14:07h

Ana Pilar Fañanás Biescas, impulsora de 'Camino de Swingtiago', en El Bosquecillo de Pamplona, punto de partida de la original travesía.

Ana Pilar (@anapiccola), impulsora de 'Camino de Swingtiago', en El Bosquecillo de Pamplona, punto de partida de la original travesía. (D.N.)

Galería Noticia

  • Ana Pilar Fañanás Biescas, impulsora de 'Camino de Swingtiago', en El Bosquecillo de Pamplona, punto de partida de la original travesía.
  • Gráfico con el recorrido y las actividades previstas.
  • El swing, un baile de moda medio siglo después de su nacimiento.
  • Pamplona-Iruña, punto de partida de 'Camino de Swintiago'.
  • 'Camino de Swingtiago'tiene sus señas de identidad en las redes sociales
  • El swing, un espectáculo al aire libre.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. La vida es mejor bailando, y en el camino de la vida, el baile es uno de los atajos que conducen a la felicidad. Ana Pilar, enamorada del baile y viajera incansable, encajó las piezas del puzzle el pasado abril. En pocos meses ha logrado armar un equipo a través de las redes sociales, y decenas de personas son ya partícipes de una aventura sin precedentes: recorrer el Camino de Santiago a ritmo de swing.

La travesía comenzará en Pamplonael6 de septiembre, parará en Estella-Lizarra el día 7 y recorrerá en total once ciudades de la Ruta Jacobea hasta llegar el día 16 a la meta. La idea ha sido bautizada como ‘Camino de Swingtiago’, y se trata de una iniciativa cultural particular creada por un grupo de amantes de la cultura swing, procedentes de regiones como Navarra, Aragón, Castilla-León, País Vasco, La Rioja o Galicia. Su propósito es promover y acercar las comunidades de hoppers (practicantes de Lindy Hop, el baile más común de la música swing) de aquellos lugares por donde pasa el Camino, interactuar y establecer vínculos y relaciones. También conocer las manifestaciones artísticas que se encuentran a lo largo de la histórica ruta. Acompañando y dando lustre a este foro de encuentro, habrá un variado programa de actividades, que incluye ‘clandestinos’, talleres, visitas, charlas, cenas o conciertos.

El swing es un estilo de jazz que se originó en Estados Unidos hacia finales de los años 20 y que se popularizó entre los 30 y los 50 del siglo XX. Es más que un estilo de hacer música, es un fenómeno social y cultural. Y merece atención por su fluidez extrema en los distintos bailes y por su compañerismo democrático. Las chicas pueden pedir a los chicos salir a bailar y viceversa. Las parejas cambian en cada canción. Se puede bailar en compañía o en solitario, mayores con jóvenes, parejas del mismo sexo o mixtas. Sin cultivar la supremacía de cuerpos ultrapreparados, cualquiera puede moverse con gracia y energía. Quien pasa desapercibido en otro contexto, quizás irradia carisma en la pista de baile. Con ese mismo espíritu altruista y ‘buenrollista’ nace ‘Camino de Swingtiago’, un foro de hermanamiento en el que cada persona auto-financia su viaje.

“Somos un grupo de gente con la ilusión de disfrutar de buenos ratos con la excusa del baile y la música, cada persona decide cómo hacer el camino y da lo mismo el nivel que tengas, hay veteranía, gente más rodada, novatos...”. La ruta a Compostela, tradicionalmente recorrida por motivos religiosos, es hoy un escenario donde el caminante busca también alejarse de lo cotidiano, del estrés urbano, en el que ocio, deporte, turismo, naturaleza, cultura y aventura son puntos de arrastre. Ahora se incorpora uno más.

“En apenas 24 horas, alrededor de cien personas se habían sumado a los grupos de WhatsApp y Facebook que abrimos entre cuatro compañeros con la idea de ir a Santiago. Estáis locos, nos decían (ríe), pero está siendo muy ameno. Cada uno de los partícipes en esta iniciativa se hace responsable de organizar su propio viaje y alojamiento. Nos motiva mucho que haya tanta gente interesada en colaborar. Más allá de las particularidades logísticas, el Camino de Swingtiago será una experiencia humana tanto personal como grupal inigualable. Hemos dedicado ya muchísimas horas a la preparación del viaje, y seguimos trabajando en los detalles”, relata Ana Pilar, que en esta primera edición no marca objetivos ambiciosos: “Con que nos juntemos un grupo agradable, ya es todo un éxito”.

Caminodeswingtiago.com es la web la que toda persona interesada debe visitar. El viaje comienza rellenando un formulario de inscripción para participar. “La inscripción es una pequeña señalde compromiso para que, al preparar eventos, reservar salas, o llamar a un restaurante podamos adelantar un número de personas que acudirán. Por el momento somos más de veinte personas quienes haremos el camino completo del 6 al 16. Muchos nos conoceremos allí, pero hay opción también de unirse a una única etapa, o solo a una parte de la ruta. En cada ciudad a la que vamos se duplican los asistentes. Se han apuntado personas de pueblos que no sabía ni dónde estaban”, manifiesta ilusionada Ana Pilar.

‘Swingtiago’ tiene ya sus señas de identidad en las redes sociales. En Spotify se ha habilitado una ‘playlist’ colaborativa con temas que se bailarán en ruta. Entre otras curiosidades está también facilitar a los participantes a modo de juego la ‘Hoppostela’, una versión de la Compostela, el documento que se entrega al peregrino al terminar el viaje. En esa cartilla alternativa se sellará la participación en cada etapa para motivar y amenizar el trayecto.

La ruta se hará en dos tramos
: el primero, del 6 al 10 de septiembre, podrá cubrirse en coche o en bicicleta, y se hará parada y fonda en Pamplona, Estella-Lizarra, Logroño, Burgos, León y Sarria;el segundo tramo, que se realizará a pie, comienza en Portomarín el día 11 y pasa por Palas, Arzúa y Pedrouzo, para concluir el 16 en Santiago.

Los primeros compases de esta nueva melodía del Camino se escucharán en Pamplona el día 6, con instrumentos y música en directo, demostración y ‘clandestino’ (baile en la calle) en El Bosquecillo. Reyes, de la escuela ‘Bailamos R y R’, ha dado impulso al proyecto para que partiera desde la capital navarra. Ofreció su diligente ayuda y su dilatada experiencia, con el espíritu que buscaban los precursores. Se ha corrido la voz y más aficionados al swing de Iruña han arrimado también el hombro.

En la siguiente etapa en Estella-Lizarra, la cultura será el eje del programa, con visita al Santo Sepulcro, una mesa redonda con la colaboración de la Asociación de Amigos del Camino abordando las distintas formas de afrontar la ruta, y baile en las plazas de Santiago y San Juan. “Nos encantaría que los locales se acercaran a contagiarse del buen rollo y de la alegría que llevaremos”.

Fuera ya de territorio navarro, a los caminantes les espera una cata de vinos en Logroño, talleres de Lindy Hop, música antigua, delicias gastronómicas y muchas más sorpresas que se irán desgranando conforme se acerque el día de remontar la simbólica colina del Monte do Gozo.

Entonces el fin se hará principio
, y la meta del Camino será el comienzo de otro camino, de una nueva vida.

Herramientas de Contenido