Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

san fermín 2017 feria del toro

Ginés Marín, beste bat

El extremeño cuaja una gran tarde (genial faena al 3º y dos orejas en el 6º) ante una notable corrida de Victoriano del Río

Por Manuel Sagüés - Jueves, 13 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El debutante Ginés Marín torea en redondo al sexto burel cinqueño, de nombre ‘Gaditano’, al que le cortó las dos orejas y le valió el pasaporte para lidiar hoy.

El debutante Ginés Marín torea en redondo al sexto burel cinqueño, de nombre ‘Gaditano’, al que le cortó las dos orejas y le valió el pasaporte para lidiar hoy. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • El debutante Ginés Marín torea en redondo al sexto burel cinqueño, de nombre ‘Gaditano’, al que le cortó las dos orejas y le valió el pasaporte para lidiar hoy.

PAMPLONA- Ginés Marín cuajó una gran faena al tercero, Forajido, de la notable corrida de Victoriano, Mas, con menos logros artísticos, pero actitud y un estoconazo, si desorejó por partida doble al grandón Gaditano de Toros de Cortés. Nos alegramos todos los presentes, porque así aseguraba por indudable mérito el sustituir en la corrida de hoy de Cuvillo al herido Roca Rey. También debió de empujar la espada la Meca en pleno para que el joven torero rubricara una tarde triunfal. De no haber sido así, López Simón, a quien le regaló la puerta grande la señora presidenta, hubiera podido esgrimir argumentos de computo, para ser él el elegido.

La corrida de Victoriano del Río comenzó como un tiro con tres primeros toros de tan gran trapío como enclasada y emotiva acometividad. Cierto es que no brillaron mucho y tampoco fueron muy sangrados por las pirámides cortantes, pero su movilidad puso de acuerdo a todo el mundo. La corrida tuvo una segunda parte peor con dos toros algo destartalados en plan velas con tirabuzón: el 4º y el 5º;y un toro grandón que no cabía en la muleta, pero que terminó por ser potable por el esfuerzo, pericia y poder de Ginés Marín: el tal Gaditano. Así los toros, la familia ganadera de Guadalix se llevó notable calificación.

La torería andante sorteó lotes bastante parecidos, con tres primeros toros de cada lote bravos y nobles y otros tres más salidos de tipo y complicados, aunque de juego aprobado.

Castella cortó una oreja de Jungla, el 1º, con una faena de muleta elegante, aunque algo previsible y tibia. Estéticas y templadas tandas, a las que les faltaron más ajuste y hondura. Espadazo trasero y oreja sin mucho peso. Ante Ebanista, aunque con la dispensa de la merienda, aburrió bastante y no echó esfuerzos suficientes para estar por lo menos a la altura del toro. Con la oreille anterior le debía valer.

López Simón manufacturó un armazón de faena muy completa al buen Epicentro lidiado en 2º lugar. El tal Epicentro se empleó con fijeza y, luego, galopó con prontitud y ritmo a los banderilleros y a los engaños. El chaval de Barajas no termino de convencer al cien por cien porque a su puesta en escena le sobró aceleramiento y sensación de cierta falta de personalidad y ajuste en ciertos pasajes. Oreja también algo escasa. Y al quinto, Un tal Jaceno que superó los 600 kilos de peso y lucía fea cuerna playera le aplicó todavía menos encaje, ritmo y eficacia. Volvió a matar con prontitud, lo que hizo que afloraran algunos pañuelos, pero, sin duda, insuficientes para, también por méritos, lograr otro trofeo. Menos, sabiendo que le habría la gloria de la puerta grande.

Ginés Marín, bien con el capote toda la tarde en los saludos y en garbosos y ajustados quites, debutó en esta plaza con gran torería y una facilidad pasmosa para trasmitir en cualquier lance, embroque y pasajes por ambos pitones. Una tanda al natural de rodillas fue colosal. Toreó muy bien por ambos pitones a Forajido en lo que ha sido de largo la mejor faena de todo el serial. La espada le privó de lo que hubieran sido dos justas orejas. Premios que si obtuvo de Gaditano por insistencia, calidad y una estocada de premio. Hoy, a redondear.

Los toros

Ganadería. Seis toros, todos cinqueños, de Victoriano del Río. 4º y 6º marcados con el hierro de Toros de Cortés. Muy cuajados, aunque con desigualdades. Sin mucho brillo ni castigo en varas. Dieron excelente juego los tres primeros en la muleta, también manejable el 6º. 4º y 5º, algo destartalados, más complicados

los toreros

Castella. Estocada trasera (oreja). Tres pinchazos, media y tres descabellos (silencio).

López Simón. Estocada (oreja). Estocada (oreja).

Ginés Marín. Tres pinchazos y estocada (vuelta al ruedo). Gran estocada (dos orejas).

Las gradas

Presidencia. Muy generosa con Simón a cargo de María Caballero, asesorada por Fernando Moreno y Agurtzane Jiménez.

Ambiente. Lleno en los tendidos en tarde veraniega. López Simón y Ginés Marín, a hombros.

Herramientas de Contenido