Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ocurrió hace 20 años

Por Alicia Ezker - Jueves, 13 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Hace 20 años la fiesta se rompió. La muerte siempre la rompe, a pesar de que los Sanfermines juguetean con ella cada mañana en el encierro, en esos minutos de riesgo, peligro, tradición y adrenalina que solo unas pocas veces acaban en fatalidad y el resto se quedan en milagro. Cada vez que muere un corredor la fiesta se tiñe de luto pero sigue, porque integra ese dolor como parte de ella misma. Pero aquella vez fue diferente, no fue una muerte dentro de la fiesta y la ciudad como escenario se paralizó. El rojo y blanco se oscureció en un difícil momento. Y aunque hubo algunos que intentaron aprovecharse de la indignación social buscando un uso partidista de una fiesta con eco mundial, la sociedad pamplonesa supo estar a la altura haciendo compatible el rechazo a una barbaridad con evitar una mayor fractura y tensión social. La ciudad y su color se impuso en esa necesidad siempre de seguir con la vida pese a la amenaza de la violencia. Hace 20 años ETA asesinó al concejal del PP en Ermua Miguel Ángel Blanco tras dos días secuestrado. Todos y todas recordamos ese escalofriante momento. Dónde estábamos, qué hacíamos, qué sentimos y todavía hoy al revivirlo un escalofrío recorre el cuerpo. Es tiempo para recordar, para no olvidar, para condenar y rechazar ésta y todas las violencias, para exigir el respeto de los derechos humanos y para reconocer a todas las víctimas, como único camino posible para la paz y la convivencia. En eso estamos como sociedad, en cuidar la paz como compromiso de futuro.

Herramientas de Contenido