Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Sexo, drogas y sanfermines

Por Miguel Izu - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:17h

La concejal Marisa Jáuregui dejó a un lado el grueso dossier que le habían entregado sus visitantes y que solo había podido hojear por encima.

- Así que quieren ustedes hacer un experimento en el Chupinazo -dijo.

- Eso es, a todo el público que se reúne en la plaza Consistorial -confirmó Seamus O’Donnell, que de los dos australianos era el que mejor castellano hablaba y el que llevaba la voz cantante. Como su compañera, Susan Wilson, era psicólogo y profesor del Departamento de Percepción Sexual, Cognición y Estimulación Cerebral de la Universidad de Adelaide. Era la primera vez que visitaban Pamplona.

- ¿Y qué quieren medir exactamente?

- Sobre todo queremos medir el nivel de los opioides endógenos, ya sabe, las sustancias producidas en el cerebro que pueden producir sensación de placer, de alarma o de tranquilidad en las personas, en el momento en que estalla el cohete -Seamus señalaba el ejemplar de South Australian Scientific Reporter incluido en el dossier y la concejal asintió como si supiera de lo que estaba hablando aunque no había entendido nada del artículo en inglés que había fingido leer.

- Sabemos que son los mismos… -Susan dudó hasta encontrar las palabras que buscaba en castellano, los mismos mecanismos del cerebro los que producen las sensaciones de satisfacción relacionadas con el sexo, las drogas…

- Elrock’n’roll… -añadió pícaramente su compañero.

- …la música, en general, y también la comida -concluyó ella.

En nuestro laboratorio llevamos años midiendo cómo varían los niveles de opioides en diversas circunstancias y cómo inciden en diversas funciones fisiológicas, la respuesta al estrés, la respiración, el tránsito gastrointestinal, la función inmune y endocrina -continuó él mientras la concejal, abogada de profesión y totalmente ajena a aquellos términos científicos, trataba a duras penas de digerir toda la información-. Como ya ha leído en nuestro artículo, el sistema se basa en un conjunto de tres tipos de receptores, los mu, delta y kappa, que son activados por algunos péptidos que se producen en el organismo en respuesta a estímulos naturales o bien a ciertas drogas. La liberación de dopamina en el núcleo accumbens, la región del cerebro que controla el placer, el impulso sexual, el miedo, la agresividad, la adicción, puede generar una sensación de sedación, euforia y analgesia…

- Bien, pero, en realidad, ¿qué quieren hacer durante el Chupinazo? -cortó la concejal, mareada ante aquella disertación. Empezaba a lamentar haber accedido a recibirles, pero venían directamente recomendados desde el rectorado de la UPNA y no había podido negarse.

- Bueno, tomaríamos una muestra de sangre a los asistentes un cuarto de hora antes del Chupinazo y otra muestra quince minutos después -dijo con mucha seguridad Seamus.

- ¿A todo el público? -preguntó aterrada la edil.

- Sí, a todo el público de la plaza, necesitamos una muestra amplia para poder sacar conclusiones válidas sobre cómo afecta el Chupinazo a sus opioides.

- Dos muestras amplias -corrigió Susan.

- Sí, perdón, son dos muestras, una tomaría una dosis de naltrexona previamente y la otra no. Es un medicamento que inutiliza temporalmente los receptores…

- Pero me parece que eso es mucha gente -opuso Marisa.

- Sí, por eso necesitamos la colaboración del Ayuntamiento. Hemos leído que son unas doce mil personas las que caben en la plaza.

- ¿Y no pueden medir esos, esos… opiáceos, en otro sitio?

- Opioides -corrigió el profesor-. No, es el único lugar del mundo donde es posible hacer este experimento, no hay otra concentración humana como esta con una densidad de estímulos sensitivos tan altos, visuales, auditivos, incluso sexuales, en un lapso temporal tan corto. Habría que limitar el acceso solamente a las personas a las que ya se ha extraído la sangre en una de las unidades móviles estacionadas en las proximidades y, una vez disparado el Chupinazo, ir desalojando para que esas mismas personas se sometan a la segunda extracción.

- Hemos calculado que es posible con una docena de unidades móviles de extracción de sangre y con mil policías para ordenar el proceso de entrada y salida -precisó Susan.

- Hay un requisito importante, y es que la mitad del público que tome naltrexona no debe beber alcohol -añadió Seamus.

La concejal se secó el sudor de la frente con un pañuelo.

- Me parece que vamos a tener que pensarlo un poco -dijo.

- Y si todo funciona bien, podríamos repetirlo con el encierro  -sugirió con una sonrisa Seamus.

Herramientas de Contenido