Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Abusos

Por Víctor Goñi - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:17h

desde la premisa irrefutable de que un no siempre es un no, pero también de que sólo se toca lo que a uno se le autoriza, basta ya de tanto mamarracho de mano larga y mente raquítica que entienden que el cuerpo de las demás les pertenece, simple y llanamente. Y mano dura con ellos, en particular en forma de multas que les hagan meterse esas zarpas donde les quepan, mientras se sigue favoreciendo la interposición de denuncias con todo el respaldo social y protocolos policiales y jurídicos en mejora continua. Justo en esas estamos al fin en los Sanfermines, con una actuación decidida de las instituciones en contra de la violencia sexista de cualquier intensidad más una concienciación radical de los varones autóctonos, sensibles como nunca antes frente la cosificación de nuestras mujeres, en el sentido nunca posesivo ni patrimonial sino de empatía con todas ellas. Hasta el punto de que, aun con la ingente tarea pendiente, Pamplona ha hecho virtud de la necesidad para convertirse en referente por unas fiestas libres de cualquier acoso sexual. Lejos de enfatizar tal condición, desde una parte mayoritaria de las televisiones y radios se enmarcan las denuncias en un contexto de inseguridad de las féminas rayano en la psicosis, acotando las fiestas al doble balance de heridos en los encierros y de agresiones sexuales, sin graduación además en el delito. Otro abuso, en este caso sólo mediático, que no hace justicia al firme repudio ciudadano hacia los hostigadores de mujeres ni a los propios Sanfermines, una exaltación callejera de la amistad y de la mezcolanza antes que nada y todo junto.

Herramientas de Contenido