Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“No son desproporcionadas las reuniones ni difíciles de realizar a lo largo del año”

La sentencia evidencia las falsedades que Justitia et Veritas presentó en el juicio para inculpar a Uxue Barkos

Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:17h

Imagen de archivo de la fachada consistorial.

Imagen de archivo de la fachada consistorial. (D.N.)

Galería Noticia

  • Imagen de archivo de la fachada consistorial.

pamplona- Como principal prueba de cargo contra Uxue Barkos, el abogado de Justitia et Veritas, Antonio Alberca, se presentó en la vista oral con un calendario chapucero y plagado de errores, como se pone de manifiesto en la sentencia del Tribunal de Cuentas. Era su última oportunidad de seguir sembrando dudas sobre la presidenta del Gobierno foral y no reparó en recursos, incluso utilizando argumentos tan cuestionables como que Barkos sufrió una grave enfermedad que en su opinión no le permitía acudir a tantas reuniones. La titular del Tribunal no deja dudas del conjunto de falsedades y errores intencionados que se presentaron contra Barkos en el juicio.

Sistema legal

“Justificaciones, como exigía el Ayuntamiento”

El Tribunal de Cuentas señala que el sistema ha venido avalado por el propio Ayuntamiento y sus órganos y que se aplicó a todos, que “justificaron exactamente lo que el Ayuntamiento les pidió que justificaran y del modo en que el Ayuntamiento consideró que debiera hacerse”,


Grupo municipal

“Trabajó en festivos”

Sobre la acusación de que Barkos no pudo acudir a las reuniones de su grupo municipal, la sentencia determina que “en contra de lo que sostiene la parte demandante, no existe prohibición alguna de que las reuniones a que nos venimos refiriendo pudieran llevarse a cabo en fines de semana, festivos, puentes, navidades o en los meses de julio, agosto y septiembre. Ni tampoco que tuvieran que celebrarse en locales del Ayuntamiento”. Y señala que en las investigaciones practicadas por la Fiscalía y por el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía “se puso de manifiesto que las reuniones de los grupos no tenían lugar fijo y que también se llevaban a cabo en sábados, domingos y otros días festivos, incluyendo julio, agosto y septiembre”.

Viajes a Madrid

“Tareas compartidas”

Ante otra de las falsedades presentadas en el juicio, sobre que no era posible compatibilizar las tareas de edil y diputada, la sentencia concluye que “tampoco existe imposibilidad material de que los días en que la demandada realizaba sus desplazamientos o asistía a sesiones parlamentarías en el Congreso de los Diputados pudiera asistir a reuniones de su Grupo Municipal en Pamplona”. En este sentido, señala que la información remitida por el Congreso incluye las fechas en que se realizaron los desplazamientos y el medio utilizado, sin que figure la hora de los mismos. Además, “constan incluso en autos diversas actas, aportadas por la parte demandada, que demuestran la posibilidad de asistir a reuniones el mismo día en Madrid y Pamplona, entre ellas las correspondientes a los días 2 y 20 de octubre de 2008, 1 de octubre y 1 de diciembre de 2009”.

Calendario

“Errores claros”

La Consultora concluye que “existen diversos errores materiales en los cuadros confeccionados por la parte actora, puestos incluso de manifiesto por la parte demandada”. Así, no se celebraron sesiones

en el Congreso de los Diputados en diversos días del periodo analizado aunque la parte demandante así lo incluyó en su presentación.


Dietas

497 reuniones, frente a las 700 que dijo Justitia

En cuanto al número de dietas abonadas por asistencias a las reuniones del grupo, fueron 91 en el año 2008, 84 en el 2009, 97 en el 2010, 125 en el 2011 y 100 en el 2012, lo que hace un total de 497 en el período 2008-2012, cantidad muy inferior a las 700 que señaló Justitia et Veritas. “Estas reuniones, a juicio de esta juzgadora, ni parecen desproporcionadas ni menos aún difíciles de realizar a lo largo de los 365 días de cada año, como sostiene la parte actora, habiéndose aportado a los autos incluso las declaraciones de los ejercicios siguientes en las que se justifica un número similar de asistencias”.

Menos dinero

Cobró 55.398 euros en total, no 208.000

Frente a los 208.610 euros que la asociación ultra estableció como cantidad percibida por Uxue Barkos, el Tribunal de Cuentas determinó que la cantidad real fue de 55.398 euros. El resto, 139.174 euros, fue a parar a concejales de su grupo municipal. Era falso que cobrara el máximo permitido, ya que en 2012 cobró al año 12.000 cuando el tope era de 18.000, mientras que en 2010 fue de 15.000 y 11.800 en 2009. Respecto a la alegación de Justitia et Veritas sobre la imposibilidad de que Barkos asistiese a reuniones en los meses en los que suspendió la actividad política por enfermedad grave pero que siguió cobrando, la sentencia entiende que esta alegación no aporta elementos a tener en cuenta. - K.G.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia