El hilo musical en el Tributo de las Tres Vacas

La fanfarre del Valle de Roncal, Arroitu Indarra, ameniza la fiesta del Tributo de las Tres Vacas desde hace una década de manera incondicional

M. Zozaya Elduayen - Viernes, 14 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:17h

Parte de la fanfarre Aorroitu Indarra, incondicionales sonidos musicales cada 13 de julio en el Collado de Ernaz desde hace diez años.

Parte de la fanfarre Aorroitu Indarra, incondicionales sonidos musicales cada 13 de julio en el Collado de Ernaz desde hace diez años. (M.Z.E.)

Galería Noticia

Parte de la fanfarre Aorroitu Indarra, incondicionales sonidos musicales cada 13 de julio en el Collado de Ernaz desde hace diez años.

roncal- La fanfarre Arroitu Indarra del Valle de Roncal, música del Valle y para el Valle, presta sus notas a los eventos festivos y culturales de pueblo en pueblo, siguiendo el calendario anual, en el que el 13 de julio es un día señalado. Y desde hace diez años no falta al Tributo de las Tres Vacas. Es la música en vivo que hace su aparición en el paraje denominado Piedra de San Martín para amenizar la fiesta fraternal entre los valles de Baretous y Roncal.

Ayer, de los 18 componentes que forman la fanfarre, sólo pudieron acudir al Tributo 8. “Aunque no podamos todos, hay que participar. Es una firma antigua y muy importante, que habla de paz, tan necesaria entonces y en nuestros tiempos”, explicó Julio Beretenes, el saxo del grupo.

Las notas de la Arroitu Indarra sucedieron ayer a la megafonía central cuando, finalizado el acto, amenizaron el almuerzo de migas para autoridades y público que les acompañaba. Del almuerzo acudieron a “la txozna de los franceses”, donde se mezclaron los temas musicales alternados con las lenguas. Este año faltaba en la Piedra San Martín la txozna de la Kurruskla, la asociación cultural del Valle, porque “no había número suficiente para atenderla” y sólo los vecinos de Baretous repartián cerveza fresca amenizada por ellos. De ahí a la comida popular la fanfarre constituyó el hilo musical de la sobremesa. Y su idea era llegar hasta El Ferial.

Con su repertorio, que van innovando poco a poco, este grupo de músicos que se constituyó hace 15 años no ha dejado de recorrer y alegrar los pueblos. “Vamos a donde nos llaman. Hay que estar en todo lo que se pueda”, subrayaron. Forman parte de los grupos culturales del Valle, y tal vez por ello opinan que hay citas ineludibles y, aunque las fechas apuran, hacen lo posible por estar presentes. Euskararen Eguna, El Día de la Indumentaria, Navidad, cuentan con su colaboración. Ayer, en el Collado de Ernaz, sonaron menos, pero con la misma ilusión.

Más sobre Sangüesa / Pirineos

ir a Sangüesa / Pirineos »