Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Hasta invierno sin churros de Mañueta

La churrería cerró ayer sus puertas por San Fermín pero volverá, excepcionalmente, para celebrar su 145º aniversario

La familia Fernández acumula cinco generaciones elaborando dulces en el corazón del Casco Viejo de Pamplona

Imanol Velasco Zozaya / Iñaki Porto - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El público se agolpa en el mostrador en busca de una docena.

El público se agolpa en el mostrador en busca de una docena. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • El público se agolpa en el mostrador en busca de una docena.
  • Dos churreros de La Mañueta, en plena faena.
  • Un churrero saca una rosca, forma en la que salen sus churros, del aceite hirviendo para que sean cortados y azucarados.

pamplona- Cuando casi se cumplen 145 años desde que abriera sus puertas por primera vez, el último día de estas fiestas de San Fermín la cola frente a la churrería de La Mañueta llegaba casi hasta la calle Mercaderes.

Como bien sabe quien lo haya hecho, comprar los churros de la calle Mañueta es sinónimo de espera. Una espera doble además, pues seguramente no sería la única persona a la que le apetecieron unos ricos churros aquella mañana, y también, porque la churrería de La Mañueta sólo los hace unos pocos días al año, siempre en fechas señaladas como San Fermín. Sea como sea la espera para una o varias docenas de churros de La Mañueta es una gran inversión.

En torno a las 10 de la mañana, cuando la churrería encara su última hora de servicio, Elías Elizalde Fernández, el mayor de los cinco hijos de la actual dueña del local, Paulina Fernández, hacía un parón para apartarse un momento del aceite hirviendo. Miembro de la quinta generación de churreros de la familia, se siente “muy orgulloso” de ser la continuación de una tradición familiar de churreros que camina ya hacia la mitad de su segundo siglo de vida. Más aún cuando el pasado mes de septiembre el Ayuntamiento de Pamplona, concedió el primer Iruñeko Zapia a su madre Paulina Fernández Martínez. “Es un honor absoluto para todos nosotros y casi un compromiso social”, reconocía Elías.

Aunque los años van siempre hacia delante, Paulina, cumplidos ya los 94 años, tampoco ha faltado a su cita sanferminera de este año. “Ya es algo difícil que esté aquí desde primera hora de la mañana” afirmaba Elías, pero reconocía que era casi seguro que ayer volviera para sacarse la foto de rigor de fin de fiestas con toda la plantilla.

Ya hace más de 40 años que La Mañueta no abre cada día, dice Elías, “se tomó la decisión porque mi abuela Fausta, madre de Paulina, era ya mayor y porque el Mercado de Santo Domingo no funcionaba como antes”. Ahora el olor a churros en la calle de la Mañueta sólo se percibe durante los días de San Fermín, los fines de semana de octubre y un par de sábados del mes de junio. “Abrimos en junio para probar la harina antes de San Fermín”, señalaba Elías, “probamos una molienda y si va bien nos traen el resto de harina”.

Ese es uno de los secretos que tienen los churros de La Mañueta, “tiene que ser una harina dura, para que haga corteza pero que por dentro esté jugoso”, confesaba Elías, que junto a un aceite de oliva “de la variedad empeltre”, hervido en una hoguera de madera de haya y un proceso absolutamente manual dan su verdadero sabor a los churros de La Mañueta.

siguiente oportunidad Este año, los clientes fieles a La Mañueta tendrán una nueva oportunidad para saborear de nuevo sus churros. El próximo 13 de diciembre la churrería cumple 145 años de vida y para celebrarlo, Elías Elizalde confesaba: “Aún no tenemos nada preparado, pero lo más seguro es que abramos de nuevo la churrería el sábado más próximo a ese día para celebrarlo con nuestros clientes”.

Así, a las puertas del invierno, la clientela habitual de la churrería de La Mañueta de nuevo podrá ver salir a un churrero por la puerta a preguntar si alguien de la cola se quiere llevar una rosca entera “tres docenas y media” y saltarse la cola para disfrutarla de inmediato.

la mañueta

Fundación. El negocio fue fundado por Juan Fernández, bisabuelo de la actual propietaria, Paulina Fernández, en el año 1872.

Cinco generaciones. La quinta generación está ya al mando de La Mañueta. “La sexta está iniciándose”, reconoce Elías Elizalde.

Elaboración. Los churros de La Mañueta siguen un proceso de elaboración totalmente manual.

Secreto. Una harina dura y una hoguera de madera haya para calentar el aceite dan sus sabor a estos churros.

Herramientas de Contenido