Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La tradición de la Octava

La Corporación desfiló hasta San Lorenzo, donde se celebró una misa en honor al santo
Parte de los ediles y el alcalde no acudieron al acto religioso
Familias y fieles llenaron el recorrido

G. Montañés / Oskar Montero - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un momento de la actuación del grupo de dantzaris en la plaza del Ayuntamiento.

Un momento de la actuación del grupo de dantzaris en la plaza del Ayuntamiento. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Un momento de la actuación del grupo de dantzaris en la plaza del Ayuntamiento.

pamplona- Y al noveno día, los Sanfermines 2017 descansaron. Antes del Pobre Mí, antes de decir adiós a las fiestas de este año, tocó cumplir con la tradición durante la Octava. El acto consta de la procesión de la Corporación municipal desde la plaza del Ayuntamiento, pasando por la calle Mayor, hasta llegar a la iglesia de San Lorenzo, donde se celebró una misa en agradecimiento al santo. Parte de los concejales y concejalas que acudieron al desfile no se quedaron finalmente a la homilía, como hizo el alcalde de la capital navarra, Joseba Asiron, a quien el párroco, Francisco Javier Leoz, echó en cara su no asistencia.

La Octava, que data de 1689, es uno de los actos de cierre del programa festivo. Desde alrededor de las 10.30 horas, la plaza Consistorial se llenó de familias que siguieron los bailes de los Gigantes y se escapaban de los golpes de los kilikis, y se quedaron en el corazón de la ciudad, allí donde hace no tanto empezaron las fiestas, para presenciar durante este acto de despedida el paso de la Corporación. Las concejalas y concejales, vestidos con sus trajes de roncaleses, estuvieron acompañados por los dan- tzaris (que acompañan a la Corporación los días 7 y 14), txistularis de Pamplona y Tolosa, timbaleros, la guardia de gala... Y, al final de la comitiva, La Pamplonesa, con sus integrantes vestidos esta vez con chaquetas blancas.

La procesión cubrió con rapidez el recorrido hasta la capilla. Tanto los representantes de Aranzadi (Armando Cuenca, Laura Berro y Alberto Labarga) como la concejala de I-E (Edurne Egino) no formaron parte de esta comitiva, mientras que ediles de EH Bildu y Geroa Bai que sí acudieron al desfile después se ausentaron de la misa, opción por la que optaron Aritz Romeo, Joxe Martin Abaurrea, Itziar Gómez, Esther Cremaes, Mikel Armendáriz y el propio alcalde, como ya hizo en los dos años anteriores. A la homilía, como ocurrió hace un año, sí se quedaron todos los concejales asistentes de UPN (faltaron Fernando Villanueva y Ana Lezcano), del PSN (estuvieron Maite Esporrín, Eduardo Vall y Patricia Fanlo) y el edil de Geroa Bai Iñaki Cabasés.

Precisamente la ausencia del alcalde en la homilía fue resaltada por el párroco durante la misma. Leoz pidió a Asiron que acuda a la ceremonia en representación de la ciudadanía que sí es creyente: “El alcalde tiene que representar a los que creen, y no sólo a los agnósticos. Los alcaldes de Londres o París participan en actos similares, y este es un momento para dejar las ideas a un lado para representar a la ciudad”.

La misa estuvo amenizada por la Capilla de Música de la Catedral, con Aurelio Sagaseta como maestro. Tras el oficio, la Corporación volvió a unirse en la sacristía para iniciar el camino de vuelta a la Casa Consistorial. De nuevo, las familias llenaron el recorrido, para seguir el paso de los concejales y concejalas y dar la esperada despedida a los Gigantes y Cabezudos en la plaza Consistorial. Las silletas y familias llenaron la plaza y las calles aledañas, mientras que la Corporación presenció el acto ya desde el balcón del edificio consistorial, que es una parte más de esta despedida hasta el próximo año.

francisco javier leoz

“también hay que contar lo bueno”

El párroco de San Lorenzo. El párroco de San Lorenzo, Francisco Javier Leoz, volvió a hacer ayer balance de las últimas fiestas de San Fermín durante la misa de la Octava. Leoz, que el año pasado se convirtió en nuevo titular de la iglesia, animó a recuperar la “fama perdida” de las fiestas y las tradiciones en torno a los festejos. El párroco lamentó que parte de los medios de comunicación nacionales e internacionales están siendo, en su opinión, “injustos” con estos festejos, al centrarse en su parte negativa y “no contar la buena”. Pidió avances en contra de las agresiones sexistas y, a la vez, destacar la parte “noble y entrañable” de San Fermín.

Herramientas de Contenido