Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“daría por bueno todo acercamiento”

El EPPK establece que sea cada recluso el que decida si opta o no a los beneficios penitenciarios

El colectivo de presos de ETA reconoce que “daría por bueno todo acercamiento”

Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:10h

  • Mail
El representante de Sortu y expreso de ETA Antton López Ruiz 'Kubati'.

El representante de Sortu y expreso de ETA Antton López Ruiz 'Kubati'. (EFE)

Galería Noticia

bilbao - El colectivo de presos de ETA, EPPK, ha dado a conocer el documento de conclusiones de su debate interno y ha determinado que será cada recluso el que decida optar o no a los diferentes beneficios penitenciarios pero señala: “Que nadie nos pida ni el arrepentimiento político ni la colaboración para encarcelar o alargar las condenas de otros compañeros”.

El EPPK reconoce que “daría por bueno” todo paso dado en la dirección de “vaciar las cárceles”. De este modo, señala que el colectivo “daría por bueno todo agrupamiento, todo acercamiento, toda excarcelación, aunque el agrupamiento sea parcial, el acercamiento no sea a Euskal Herria o la excarcelación no sea definitiva”.

El documento, publicado ayer por Gara, aclara también que a partir de ahora cada preso elaborará un “dossier jurídico personal” que será compartido con la ciudadanía para “recabar su apoyo”. Tras indicar que son un total de 330 los presos que componen el EPPK, recalca que “si en la anterior fase de confrontación la principal clave era la resistencia del colectivo, con las nuevas características de la fase actual, para no dañar al proceso de liberación y para ser impulsor del mismo, el colectivo tiene que ponerse mirando a la calle” para lo cual buscarán el “apoyo popular”.

Por lo que respecta al agrupamiento de presos y su excarcelación, afirma que éste ha sido el punto que “más aportaciones e inquietudes ha creado” y reconoce que “la línea propuesta conlleva un cambio notable en la línea que hasta ahora ha mantenido el colectivo”. “Habrá diferentes opciones en la línea jurídica en base a la situación jurídica de cada preso. Será cada cual quien decida optar o no a esas oportunidades que ofrece la línea jurídica, cada preso decidirá iniciar o no las peticiones o las diferentes vías legales (redenciones, destinos carcelarios, cambios de grado, permisos, libertad condicional, etc), y, en esa vía, ese compañero tendrá el apoyo y la ayuda del EPPK en base al procedimiento que se define a continuación”, anuncia.

“OPORTUNIDAD DE FUTURO” No obstante, subraya que “no aceptarán ningún paso que pueda ir en contra del carácter de nuestra militancia política o que pueda ser políticamente utilizado para dañar el proceso de liberación”. “Que nadie nos pida ni el arrepentimiento político ni la colaboración para encarcelar o alargar las condenas de otros compañeros. El tiempo de la confrontación armada quiere ser cerrado en Euskal Herria, y estando de acuerdo con esta oportunidad de futuro, que nadie nos pida renunciar ni a nuestras ideas ni a nuestros objetivos políticos”, añade.

Tras afirmar que se valdrán del “recorrido de la vía legal para conseguir la libertad”, manifiesta que esta vía judicial “no es sin embargo el único componente de la estrategia para volver a casa, ya que para ampliar las posibilidades hay que acompañar su desarrollo con un eficiente diseño político, institucional y social”. “Poner en marcha el proceso independentista cambiará el carácter y la función de los presos políticos, porque quedará de manifiesto que los Estados nos mantienen como rehenes para dificultar el proceso de independencia de Euskal Herria”, indica.

Sobre la organización del EPPK, fija octubre como límite para establecer una nueva dirección compuesta por ocho personas. Además, afirma que aunque asume plenamente la línea política acordada por la izquierda abertzale, como colectivo tendrá su “propia voz en las cuestiones que le atañen”. “EPPK tendrá una vinculación política directa con la izquierda abertzale y tendrá también relación directa con los agentes que trabajan para la superación del conflicto y en pro del proceso independentista, ya que el mismo colectivo no está sometido a organización u organismo alguno”, expresa. En cuanto a quienes “se han situado fuera del colectivo”, recuerdan que ser miembro de EPPK es “voluntario” y sostienen que el EPPK “no es quién para negar a nadie su carácter de preso político”. - E.P.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad